viernes

El Salto Cuántico Aquí y Ahora.

 

El Salto Cuántico Aquí y Ahora

En verdad os digo que en la simplicidad encontraréis las vías necesarias para recuperar vuestra auténtica libertad y tornar a Ser el Ser que ya sois y que siempre habéis sido. Caminar entre dos aguas, entre dos vías jamás fue vuestro camino y es el que os han mostrado los servidores de la serpiente en cada instante. Ellos lanzan las piedras y ocultan sus manos, pretendiendo mostraros una imagen de cordialidad tras la cual se esconde su auténtica naturaleza: oscura y carente de Amor.
Mas ya no pueden ocultarse ante vuestros ojos y su peor pesadilla, su peor temor se hace realidad aquí y ahora, pues serán señalados con el dedo, serán perseguidos y nadie les dará cobijo. Tornan al abismo del que un día surgieron para erradicar la vida de todos los mundos que les brindaron acogida tras su huida. Su ruindad ha construido el camino hacia el abismo, piedra a piedra, con cada uno de sus actos, pues hasta el final siguen siendo esclavos de su propia codicia insaciable, de su vacío, de sus mentiras y de su oscura naturaleza que les conduce a alimentarse de vuestras vidas, de vuestra sangre y de la sangre de vuestros descendientes. Ellos han esclavizado a todos cuantos destacan en vuestra propia sociedad, aparentemente para vuestra distracción y ocio. Mas en verdad no es así, pues sus pantallas gigantes sólo muestran una aparente trama que esconde toda su perversión.
Ya ha finalizado su momento y este bello mundo torna a la realidad del Amor que Es y que siempre ha sido. Todo finaliza aquí y ahora en un nuevo amanecer, en un nuevo comienzo para muchos de vosotros, para los que os mantenéis firmes en vuestro Amor, los que no os habéis vendido a Baal, ya derrotado. Los que no titubeáis ante los cambios y os sentís insignificantes, como pequeños puntos de luz. Vuestro momento es aquí y ahora. Nada temáis. No les deis ni un átomo de poder con vuestros pensamientos. Elegid vivir este instante en plenitud y consciencia, con alegría, con gozo, con la felicidad que impregna vuestra propia Esencia. Y brindad la mano a vuestros hermanos, solidarizaos con los necesitados. Compartíos los unos con los otros. Nada temáis. Hablad con verdad, sin esconderos, pues estirpe de luz sois todos vosotros: los mansos, los ecuánimes, los magnánimos, los humildes, los inocentes, los estandartes de la verdad, los justos que clamáis con voces de trueno. Todos vosotros, los guerreros de la luz, los guerreros del Arco Iris, los caminantes del Cielo, los Índigo, los Cristal, los Diamante, los Arco Iris. Y vosotros, los saltadores, los tejedores y los conectores de mundos. Todos vosotros sois los puentes que os llevan a la nueva tierra. Todos vosotros tenéis en vuestros corazones la chispa divina que se ha despertado.
Nada temáis. Todo cuanto os acontece. Todo lo que estáis limpiando y vaciando es necesario para vuestro gran salto que está tan cerca como la inspiración lo está de la expiración. El momento que habíais esperado con tal impaciencia, ha llegado. Jamás os juzguéis. Jamás os critiquéis. Jamás os comparéis los unos con los otros. Moveos y sentíos, desde la Globalidad del Ser que ya sois y que siempre habéis sido. Los que os gobiernan y son servidumbre de la serpiente y del halcón, caen uno a uno sin dilación, como caen una a una y sin dilación todos los que mueven la avaricia y el poder en este mundo, que ya está mostrando su transformación con vuestro despertar. El despertar es imparable, pues vuestra consciencia se unifica con la Consciencia del Amor Todo Uno y vuestro Amor Cristal, despierta todo vuestro Poder de Luz, de Creación y de Manifestación.
Las falsas religiones que se establecieron adorando a la serpiente y al halcón, se muestran tal y como son. La verdad es imparable, pues es la herramienta del Amor Todo Uno para la gran transformación que ya se ha iniciado.
Nada temáis, pues nada habéis de temer. Todo acontecerá con Amor y suavidad. Sólo los que sirven a la serpiente y al halcón han de temer los acontecimientos, pues no podrán sacarles el partido que ellos querían y son ellos los que se desvanecen junto a sus oscuros planes, junto a su oscura agenda...