domingo

LA RESPUESTA ES AMOR! por Patricia Diane Cota-Robles Traducción: Alicia Virelli


 Durante este tiempo Festivo nosotros en New Age Study of Humanity’s Purpose les deseamos Amor, Abundancia y Paz. Este es el momento del año cuando experimentamos toda clase de emociones y situaciones en nuestras vidas, algunas son maravillosas y otras desafiantes. Para ayudarlos a través de estos tiempos me gustaría compartir con ustedes alguna información que ha sido brindada a la Humanidad por los Seres de Luz. El intento de este compartir celestial es permitirnos saber que  no estamos solos y que la Compañía del Cielo se mantiene de pié pronta, esperando la oportunidad para asistirlos. Todo lo que debemos hacer es solicitarlo. Donde esté centrada nuestra atención, allí estamos. Así que unámonos y ayudémonos mutuamente   para permanecer enfocados en el Amor a medida que nos preparamos para un maravilloso  Tiempo de Celebración y Año Nuevo.No importa cuál sea la pregunta o el problema, la respuesta siempre es Amor. El Amor no es sólo una emoción sentimental. Es un poder insondable que cuando es admitido y comprendido de verdad, transformará nuestras vidas en expresiones de amor, abundancia, salud, felicidad, gozo abundante e iluminación espiritual.
La información que está siendo vertida proveniente de los Seres de Luz en los Reinos de la Verdad Iluminada en este momento se está enfocando en el retorno del Divino Femenino, el Aspecto de nuestra Madre Dios que fuera forzado a retirarse de la Tierra cuando cerramos nuestros corazones y caímos en el abismo del temor y del dolor luego de nuestra caída de la Gracia hace eones de tiempo. Al llevar las polaridades masculinas y femeninas de nuestro Padre-Madre Dios hacia el balance en nuestro interior, una vez más esto es un  paso decisivo en la transformación de nuestras vidas.
Me gustaría comenzar este compartir con una invocación. Este regalo proveniente de la Compañía del Cielo es enunciado en primera persona para que cada uno lo experimente personalmente.  Perciban la Verdad de estas palabras dentro de su Flama Corazón.
AMOR DIVINO

Oh, Suprema Presencia de Dios en el interior de toda Vida, en su Eterno Corazón de Amor yo me sumerjo a mí mismo ahora y para siempre. Yo conscientemente entrego mis vehículos para ser fundidos con la Naturaleza del Amor de Su Ser hasta que YO SOY un foco puro de Amor – una joya viviente en Su Corona de Adoración.
El sendero que yo transito en la Vida me conduce solamente al Amor. Mi cuerpo físico lleno de Amor se torna brillante e invencible. Mi vehículo etérico irradiando Amor transmuta el pasado. El Amor en mi mente asegura la expresión de Sus Pensamientos Divinos. El Amor en mis sentimientos reafirma que Dios es el único poder actuando.
Mientras Yo ESTOY pensando, sintiendo y recordando solamente Amor, yo sé que mi Padre-Madre Dios está trabajando a través de mí irradiando la perfección de Todo Lo que Existe para la Humanidad y toda Vida, que yo he prometido Amar libre. En esta conciencia despierta de Amor Divino, mi espíritu se convierte en el Espíritu Santo y YO SOY el Amor de Dios
extendiéndome para reclamar esta Tierra.
En el Amor Yo magnetizo todas las bendiciones de Dios hacia mí y en el Amor Yo irradio estas bendiciones hacia toda Vida a mí alrededor. YO SOY la forma que impregna del Espíritu de Amor hasta que todo sea atraído de regreso hacia el todo indivisible.
Yo percibo el pulso del latido del Amor en toda Vida y la continuidad del Amor en todas las experiencias que Yo haya conocido alguna vez. TODO Es Amor. Yo nací fuera del Amor. YO ESTOY evolucionando a través del Amor y YO ESTOY Ascendiendo de regreso hacia el Amor.
YO SOY TODO AMOR y YO ESTOY Agradecido.
                                    ILUMINANDO NUESTRO SENDERO
Oh, Padre-Madre Dios, ahora invoco pleno impulso de Tu Divina Luz y la Luz de toda la Compañía del Cielo.  Poderes de la Luz! Poderes de la Luz! Poderes de la Luz! Desciendan AHORA!
En profunda humildad y profunda gratitud, Yo consagro cada faceta de mi Existencia a ser la Puerta Abierta que nadie puede cerrar.
En Divina Verdad, Yo acepto mi realidad como un Amado Hijo de Dios. YO SOY  una Copa, un Santo Grial, a través del cual la Luz de Dios está ahora fluyendo para elevar TODA Vida sobre la Tierra hacia el abrazo bienaventurado del Amor de Dios.
YO SOY mi poderosa Presencia YO SOY y...YO SOY Uno con el Corazón Divino y la Mente de Dios. YO SOY Uno con la Presencia YO SOY de toda la Humanidad. YO SOY Uno con el Reino Elemental y la Madre Tierra. YO SOY Uno con el Reino Angélico. YO SOY Uno con TODOS los Seres de Luz a través del Infinito.
Ahora a través del poder inenarrable del Amor de Dios, TODA Vida sobre la Tierra es elevada hacia el Concepto Inmaculado del Plan Divino para el Planeta Tierra.
Dentro de este Concepto Divino de ilimitada perfección física, cada hombre, mujer y niño recuerdan que ellos son un Amado Hijo o Hija de Dios. Cada persona comprende  la Verdad Divina que toda Vida está interconectada, interrelacionada y es interdependiente.
Un sentido renovado de Unidad y Reverencia por TODA Vida se agita en cada Flama Corazón y el Amor de nuestra Madre Dios inunda la Tierra a través  de los Chakras Corazón Solar de la Humanidad de la 5ta Dimensión.
A medida que el Amor de Dios fluye a través de la Flama Corazón de cada persona, ellos son elevados y sus vidas son transformadas. Desde este nuevo nivel de consciencia, la Humanidad  penetra en los patrones de perfección en el Cuerpo Causal de Dios y soluciones viables a los males que existen en la Tierra fluyen hacia las mentes conscientes de la gente por todos lados.
Los Trabajadores de la Luz se reúnen para crear la perfección del Cielo sobre la Tierra. Todos los rastros de dolor y sufrimiento son transmutados en Luz. Cada concepto de carencia y limitación cesan de existir y la Abundancia de Dios inunda la Tierra. La gente por todas partes percibe y reconoce la Divinidad resplandeciendo en cada Flama Corazón. La Humanidad conoce y acepta que toda Vida es Divina.
Este logro inspira a cada persona a sentir y expresar Amor y respeto mutuo para cada parte de Existencia. A medida que los pensamientos colectivos y sentimientos de la Humanidad continuamente confieren poder a la perfección del Cielo sobre la Tierra, el plano físico es transformado y transfigurado. El cuerpo de la Madre Tierra es restaurado en un frondoso Paraíso de Esplendor y Luz.
La vida de cada Ser viviente es llenado con Amor, Alegría, Felicidad, Prosperidad, Consumación, Iluminación, Paz Eterna, Armonía, Equilibrio, Sabiduría Espiritual y toda otras Cualidades Divinas de nuestro Padre-Madre Dios.
La Madre Tierra viste su vestimenta sin surcos y Asciende hacia arriba a la Espiral de Evolución hacia la expresión plena de su nueva Realidad Solar de  5ta. Dimensión. Los Cielos se regocijan y nuestro Padre-Madre Dios responde.
“Bienvenidos al HOGAR,  Amados Niños. Bien hecho.”
Y así es. YO SOY, YO SOY, YO SOY.
Con el regreso de nuestra Madre Dios, el Masculino Divino y Femenino están balanceados en el interior de cada Flama Corazón. La Humanidad debe ahora realinearse con la Verdad y la Sabiduría Interna de lo que el Amor de nuestra Madre Dios realmente  significa en relación a nuestra propia existencia.
Tanto ha sido escrito acerca del Amor que casi se ha convertido en  una superficialidad, pero el Amor Divino que Transfigura de nuestra Madre Dios es la fuerza más poderosa en el Universo. Es la vibración de la que nacimos,  proveniente del Corazón de Dios y la vibración a través de la que debemos evolucionar y Ascender de regreso hacia el Corazón de Dios. El Amor de nuestra Madre Dios no tiene ataduras, ninguna barrera y ningún condicionamiento. En el interior del poder infinito  del Amor de nuestra Madre no existe dolor o pena, ni carencia o limitación. Su Amor contiene en el interior  de su esencia pleno potencial para elevarse por arriba de todas las condiciones humanas, todo sufrimiento auto-inflingido, toda suerte de caos, confusión, desesperanza y  desesperación.
El Amor de nuestra Madre Dios sana la ilusión de separación. Rejuvenece, revitaliza y convierte en el “Todo”  lo que abraza. Es la fuente individual más grande de poder y reverbera con el ímpetu aumentado de nuestra Libertad Eterna. Su Amor es el fundamento de la Creación y el equilibrio del Uno. Es lo indivisible, el éxtasis constante que nos permite conocer el Amor en todas las cosas. Cuando experimentamos el Amor de nuestra Madre Dios, comprendemos que todos somos Uno. Tanto si somos una persona, un magnificente Sol o un filo de brizna de la hierba, la Luz del Amor de nuestra Madre que todo lo abarca,  nos une en el Cuerpo de Dios.
Mientras nuestra Madre Dios reclama esta Tierra y una vez más unge a la Humanidad con la Luz Eterna del Amor Divino, nosotros experimentamos Paz verdadera. Su Amor está ahora resonando en el centro de nuestro Ser, no está fuera de nosotros. No necesitamos por más tiempo buscar el Divino Femenino de lejos, necesitamos aceptar solamente que nuestra Madre Dios ha regresado y que ella está ahora residiendo en el interior de nuestras Flamas Corazón. Su Amor está pulsando en el interior del ritmo silencioso de cada latido del corazón, en cada respiración. Es el lenguaje universal ahora hablando a toda la Humanidad a través de nuestro regalo de Vida.  Mientras escuchamos en el silencio de nuestros corazones, olmos los tonos y los murmullos del Amor inspirado por la maravilla de la naturaleza y de la Música de las Esferas.
Nuestra Madre Dios está ahora restableciendo su Pacto de Amor con los Hijos de la Tierra, que aumentará nuestra capacidad para de una vez por todas, aceptar el regalo de Abundancia de Dios. A través de este pacto, el suministro de todas las cosas buenas fluirá e inundará  por siempre y para siempre las manos y la utilización de los Hijos e Hijas de Dios. La gloria de la Abundancia de Dios será una realidad manifiesta no solamente en este momento sino más allá de la Tierra y del tiempo hacia la Eternidad.
El esplendor de nuestras Flamas Corazón recién balanceadas está creando un ámbito de Amor y una elevación alrededor de cada uno de nosotros. Cuando giramos nuestra atención a la expresión equilibrada de nuestro Padre-Madre Dios en el interior de nuestros corazones, la ilusión de separación es hecha pedazos. Nuestros corazones son unificados y nosotros experimentamos una vez más la dicha de saber que nosotros somos Uno y que el Amor es todo lo que existe. Esta comprensión evoca desde el interior los más profundos recesos de nuestro Ser, una canción celestial de agradecimiento y un sentimiento reverente de Gratitud Divina. Cada amanecer observamos que cada flor que comparte su perfume con nosotros, cada amigo y ser amado que entibia nuestro corazón  es un regalo del Amor de Dios que sustenta. Estos regalos sagrados inspiran nuestra perpetua adoración al YO SOY Cósmico, Todo lo Que Existe.
Nuestra Madre Dios nos ha colocado en el interior de un manto de Su Amor y nuestros sistemas nerviosos están siendo recalibrados para resistir las frecuencias más elevadas del Divino Femenino. Este manto de Amor nos ayudará a transformarnos a cada uno de nosotros en centros auto-generadores conscientes de Luz y Amor. El tremendo ímpetu y el tirón magnético del Amor de nuestra Madre ahora fluyendo a través de nuestras Flamas Corazón  agitarán las almas de la Humanidad. El poder invisible e irresistible de este Amor  atravesará los centros espirituales dormidos de cada miembro de la raza Humana y acelerará el despertar de cada uno.
Nosotros ahora, como nunca antes, tenemos la capacidad para fusionar nuestro servicio personal a la Vida con el servicio de Dios a la Vida para el beneficio más elevado de todos los involucrados. El Amor universal radiante de nuestra Madre Dios se está vertiendo a través de todos nosotros sin especificar  preferencia a una persona en particular, lugar, condición o cosa. Su Amor está brindando una sanación, una bendición impersonal a cada partícula de Vida. El poder y el Amor magnético del Divino Femenino están bendiciendo a toda Vida con una oportunidad igual para responder. A cada alma  en evolución se le está brindando tanto la bendición como la responsabilidad de convertirse en una Puerta Abierta para el Amor exquisito de nuestra Madre Dios. Cada Ser Humano tiene ahora la oportunidad de convertirse en un instrumento de Dios  dotado con el poder para cambiar los sentimientos de todos con los que entremos en contacto.  Esto será logrado no a través de nuestra voluntad humana, sino a través del poder equilibrado de la Flama de la  Divinidad ahora resplandeciendo en nuestros corazones.
Cuando nosotros aceptamos convertirnos en una fuerza magnética del Amor Divino, atraemos hacia nosotros el apoyo amoroso que necesitamos de aquellos con los que estamos alineados y nos asistirán en nuestras Misiones Divinas. Esto ocurre no debido a la lealtad a una personalidad en particular sino debido a la afinidad de nuestra Luz del alma con la esencia espiritual de la faceta particular del Plan Divino.
A medida que expandimos nuestro servicio a la Vida, debemos elevarnos en consciencia e incursionar en el conocimiento sagrado y la sabiduría que nos enseñará a cómo utilizar en forma más efectiva las frecuencias de Amor Divino provenientes de nuestra Madre Dios. Su Amor es un regalo que no tiene precio, que está ahora fluyendo libremente a través de cada Flama Corazón. Cuanto más aprendamos acerca del poder y fortaleza de esta fuerza majestuosa,  más efectivamente estaremos asimilando todo esto en nuestras experiencias de vida.
Para poder ser una fuerza poderosa del Amor Divino sobre este planeta,  todo lo que deben hacer es abrir su corazón y recordar que éste es su destino. Es quienes son, justo aquí y justo ahora. Y así es.


Patricia Diane Cota-Robles
New Age Study of Humanity's Purpose
a 501 (c) 3 nonprofit educational organization

Website: http://eraofpeace.org