sábado

EL AURA DEL SISTEMA PLANETARIO.




El sistema planetario vibra y por tanto tiene su aura; por eso el cielo cambia de colores periodicamente. Para comprobarlo solo hay mas que mirar al cielo.
El Prana o energia producida por la vibración en el universo se podria llamra " Gran elemento" y se manifiesta en 7 movimientos continuos, ccorrespondientes a los 7 rayos solares que a su vez se llaman los siete Grandes Elementos.
Cada uno de estos movimientos tiene su color particular y estos colores en conjunto constituyen el Aura del Universo.
Los colores áuricos del Universo se reflejan simultáneamente en todos los sistemas planetarios del Cosmos, formando el aura planetaria de los mismos.
Cuando predomina el primer Gran Elemento , éste tiene un dominio positivo sobre la Tierra y genera una fuerza cohesiva.
Cuando predomina el segundo , tiene un dominio negativo sobre la humedad y el Agua y su fuerza es la contracción.
Cuando predomina el tercero , es positivo, domina al Fuego y produce la expansión.
Cuando predomina el cuarto , domina al Aire , a la atmósfera, y desarrolla en el sistema la locomoción.
Cuando predomina el Quinto, influye sobre el éter físico , fomentando la expansión y el ultrasonido.
Cuando predomina el sexto y septimo , tienen funciones de orden superior y sintético.
A estos movimientos del Gran Elemento, de diferentes colores, productores de diversas fuerzas de influencia capital sobre el desenvolvimiento del sistema planetario, los Indios les llaman Tatwas.
Al primero le llaman Prithivi; al segundo le llaman Apas; al tercero Tejas; al cuarto Vayú, y al quinto Akasa. Ellos no nombran ni al sexto ni al séptimo.
El aura del sistema planetario refleja en el horizonte un determinado color según la fuerza dominante.
Este color cambia, en relación con la tierra y con la capacidad de nuestra atmósfera, cada tres horas aproximadamente, desde la salida del sol en adelante.
Durante estas horas el aura planetaria tiene un reflejo de dos colores según accione positiva o negativamente, pues este Gran Elemento, como toda función universal, tiene un movimiento ondulatorio y otro de propagación, al mismo tiempo.
Cuando actúa positivamente, predomina en el aura el color de la fuerza astral y cuando negativamente, predomina el color de la fuerza física. Lo representamos sobre tabla para visualizar mejor.
Cada pensamiento, cada emoción, cada función del subconsciente, cada impulso orgánico, es registrado en el aura.
Continuas radiaciones de luz salen del ser humano y se quiebran en colores en su espectro áurico.
Los colores auricos van cambiando según actúa la emoción del momento, los pensamientos y el estado de ánimo del ser. Los rayos de todo esto se entrecruzan por su aura, y estallan en explosiones de luz. Debido al efecto de las emociones sobre el aura decimos a una persona que tiene luz en la mirada, o que esta radiante, y verdaderamente así lo vemos. Debe ser de una belleza espectacular la visión del aura humana.
El color siempre ha ido estrechamente relacionado con la vida y por añadidura con los símbolos religiosos y espirituales.
Las instituciones religiosas adoptaron el colorido para lograr un mayor efecto psíquico y moral en sus respectivos cultos.
En todas las creencias a lo largo de la historia se ha aplicado el color en los rituales.
Por poner un ejemplo cercano y conocido aunque no mas importante que en otras creencias, diremos que la iglesia cristiana, y especialmente la católica, viste al sacerdote con la dalmática roja, en la fiesta de los mártires; con la verde, en el tiempo ordinario del año, en el tiempo del sosiego; de violado, cuando conmemora la pasión de Cristo y los dolores de María; y de oro brillante, en las fiestas solemnes y de alegría. Esto indica que la tradición espiritual de la humanidad conocía la influencia de los colores, pues los habían visto en el espectro astral.


Son colores básicos

El rojo, el azul y el amarillo. Los secundarios son: el verde, el anaranjado y el violado, y los colores adicionales son: el blanco y el negro; aunque el negro en si no es un color, sino la ausencia de ellos. De la misma forma el blanco es la síntesis de todos los colores. Todos estos colores se entrelazan entre si como en uno solo y forman un color característico, llamado color aural.
Ahora veremos los colores según las emociones, para conseguir una idea de cómo es el aura del ser. Pero tengamos en cuenta que todo lo que tomamos como "taxativo" pierde validez, lo cual quiere decir que en cuanto a los colores y emociones, lo que estamos facilitando aquí es una "guía o mapa de carreteras".
Decir que hay muchísimos mas colores en el aura que los que aquí se indican ,
Y que como en la paleta del pintor la mezcla de dos colores genera una tercera, de igual manera, la mezcla de dos emociones produce una nueva. Nosotros solo vamos a facilitar los colores básicos a partir del cual se identifica una emoción. Para descubrí el resto de color-emoción, habrá que buscar los colores básicos que identificaron la emoción.

Rojo
El color de la vitalidad de la sangre, símbolo de la emotividad en su más alta expresión; para los taoistas el rojo es el color del la energía del corazón en su fase mas pura de amor incondicional y felicidad carente de apego.
Para occidente, cuando más abnegado y puro se vuelve el amor y las emociones, tanto más se mezclará el rojo con el blanco hasta llegar a un hermoso color rosa pálido.
Pero también , una pasión violenta, una ira irrefrenable, un deseo irresistible, colorean el aura con un rojo morado y, si a estas emociones se une el impulso criminal, se cubre este rojo morado como si se hubiera levantado un denso humo.
A esto nos referíamos antes cuando hablábamos antes que la mezcla de dos colores genera una tercera emoción.

Azul
Las tendencias espirituales o mentales, suele adornarse con este color; por eso la devoción, el amor al estudio, la cavilación filosófica y el arte de pensar bien en general, colorean el aura con el azul del cielo. Si volvemos al taoismo, azul es el color de la Paz y la Bondad. Es el color de la positividad aunque, la terquedad en las propias ideas, la intolerancia, la fuerte y sostenida separatividad de credo, dan al aura un color pizarra (azul-gris oscuro).
Asimismo, el noble pensador que se fosiliza en sus ideas, el creyente que se fanatiza en su religión, vibran con color añil.

Amarillo
Este es el color de los grandes y eclécticos pensadores, de los instructores espirituales, de los grandes místicos y de todos aquellos que vislumbran la Sabiduría Eterna. También es el color de la concentración mental. La fuerza interna es de color amarillo según el Tao.

Verde
Un buen estado de salud, el amor a la naturaleza y a la vida libre de campo, un estado de ánimo sosegado y poco especulativo, visten el aura de verde, que se torna más brillante cuando estas virtudes se acrecientan. Es el color de la madera y viento, para los orientales y simboliza la generosidad y amabilidad para los taoistas.
Pero el perezoso, aquel que se abandona con peligro de caer en la inercia y en la indigencia, tiene un color aceitunado, pudiendo llegar al verde grisáceo, propio de los histéricos y de los envidiosos.

Anaranjado
El color de la comunicación, de las asociaciones con los otros de los grupos de búsqueda en común. El hombre inteligente pero que se envanece de su saber, el orgulloso, se adorna el aura de anaranjado. En el soberbio, este color toma un tono anaranjado rojizo, mientras que en que se alaba con justa razón, el color es oro viejo.

Violado
Este color acompaña mucho a los artistas y a las mujeres en su aspecto mejor. Denota un conjunto de virtudes trasplantado del mundo real al campo del ideal. Es muy fácil ver este color en los jóvenes que aún no están curtidos por las luchas de la vida, y en los ancianos que ya han sosegado sus pasiones. Se me ocurre que en astrología este color corresponde a Neptuno y Piscis por la capacidad de trascender a niveles mas altos de espiritualidad, ¿quizás por eso es también el color de los ancianos?...

 
Blanco
Cuanto más adelantado está el ser, tanto más blanca y brillante es su aura; pero este color nunca falta en mayor o menor proporción en ningún ser. Yo pienso que no es exactamente blanco sino luz que surge, como consecuencia de la gama del arco iris.

Negro
El negro acompaña todas las acciones negativas y da mayor realce a los colores malos; pero también un gran dolor, un momento de amnesia, pueden teñir el aura completamente de negro.
La depresión, la tristeza y un fuerte desaliento, van acompañados por el gris.
No sólo estos colores se ven en el aura, sino muchos otros que producen las distintas combinaciones.


 No sólo estos colores se ven en el aura, sino muchos otros que producen las distintas combinaciones. 


 Amelia Lamaignere Badias.