jueves

LA SEXUALIDAD ( EL REGALO DE LOS DIOSES)

El portal de la Biblioteca Viviente dentro de vuestro cuerpo está en los genitales y si aprendéis a usarlo sirve como entrada a los archivos del tiempo.
Tened cuidado con ideas que os apartan de l
a esencia íntima de quiénes sois. Estas ideas y conceptos suenan sublimes; sin embargo, os alejan de vuestro ser terrenal y de la riqueza de vuestra forma física. Vuestras secreciones y misterios son regalos que deben ser explorados con dignidad, gracia, reverencia y respeto en el marco de una relación íntima y comprometida.
La sexualidad alinea vuestro cuerpo con un estado de sanación y abre portales a las estrellas. La sexualidad, en una relación íntima y amorosa, puede ser muy profunda y transportaros a otros mundos, revitalizar vuestro cuerpo y hacer que recuerde sus patrones ideales.
La expresión sexual ofrece la exploración de los reinos, tanto físicos como espirituales. Hace falta un equilibrio. Vosotros estáis en un cuerpo físico que, en esencia, llegó a existir gracias a la expresión sexual de vuestros padres. Sentíos cómodos con vuestra energía sexual; honrad y aceptad esta fuerza vital que fluye a través de vosotros. Nosotros queremos veros vivos, enriquecidos y queremos que comprendáis el vehículo que sois.
En vuestro planeta se os ha mantenido ignorantes en lo que se refiere al sexo. Para vosotros es un asunto puntual y que, en el mejor de los casos, os da placer, pero en verdad es un asunto bastante cósmico. Un patrón energético os conecta con y atrae inmediatamente energías invisibles cuando hacéis el amor con otra persona.
Debéis perseguir el ideal de utilizar vuestra expresión sexual para regeneraros en lugar de degeneraros. Hablar de sexualidad supone hablar de hormonas. La sexualidad excita el núcleo de vuestras células, y los filamentos codificados de luz se entrelazan. Como con un imán, las energías se sienten atraídas y se enfilan en la misma dirección. Cuando sentís deseos sexuales y comenzáis el baile que dispara las hormonas dentro de vosotros, todo vuestro cuerpo se alinea en una sola dirección.
Cuando vosotros, junto con otro individuo, os alineáis, sois como los polos norte y sur. En general, las células de vuestro cuerpo se mueven constantemente como la multitud que se mueve en todas las direcciones en la Grand Central Station o cualquier otro lugar. Pero durante la actividad sexual es como si alguien tocase un silbato y todo el mundo se volviese para mirar en la misma dirección. Cuando llegáis a una verdadera unión con otra persona, durante la actividad sexual, hacéis que la energía de todas vuestras células se alineen en una sola dirección.
Vuestro cuerpo se convierte en un imán. Cuando vosotros, junto con otra persona, llegáis a un elevado estado de fuerza electromagnética, tiráis el uno del otro para crear un equilibrio entre vosotros. Cuando os convirtáis en expertos en este tema no hará ni siquiera falta que os toquéis. Podéis crear esta red de amor entre vosotros y, a través de este campo de fuerza, vuestro cuerpo interno puede elevarse e ir a otros mundos.
Nosotros pensamos que la sexualidad es uno de los regalos más excitantes que se os ha dado y queremos guiaros a lo largo de este viaje para que os lo paséis lo mejor posible durante vuestra estancia en la Tierra. Amaos a vosotros mismos y amad a la Tierra porque sois la misma cosa y esto incluye cada parte de vuestro cuerpo. Debéis hablar del sexo. Asumid el compromiso de aceptar cada parte de vuestro cuerpo y de atraer a un compañero/a que honre cada parte de vuestro cuerpo. Aseguraos que vuestra pareja está dispuesta a explorar vuestra fuerza divina.
Es importante que os hablemos del sexo. Nuestros antepasados fueron los responsables de alejaros de vuestra propia sexualidad y os empujaron para que la malinterpretarais. La sanación aparecerá cuando comprendáis esta fuerza vital que llamáis sexualidad y cuando comencéis a comprender vuestras propias prioridades vitales. Es uno de los puntos claves que tiene que ser sanado en este planeta.
Tenemos algunas sugerencias para vosotros. Tienen que ver con la manera de juntaros con un compañero/a y de honrar a vuestro cuerpo y al cuerpo de vuestro compañero/a cuando exploráis los misterios. Recordad que estáis explorando la cantidad de energía que sois capaces de sostener entre vosotros y cómo esta energía os puede transportar a algún lugar.
Cuando se mueven las hormonas de la atracción vivís un intercambio de energía entre todos vuestros chakras y los de vuestra pareja.
Vuestras energías se fusionan.
Si eleváis la energía, en lugar de mantenerla en vuestros genitales, podéis incrementar el flujo energético y trabajar con una nueva conciencia. Aprended a hacer subir la energía a través de vuestra columna vertebral y a través de todo vuestro cuerpo sin llegar al orgasmo. Puede que durante el acto sexual experimentéis el colapso del tiempo.
Cuando compartís la energía sexual con vuestra pareja, os abrís para que otras fuerzas puedan fusionarse con vosotros. Para las energías externas, poder fusionarse así durante vuestra experiencia sexual es una parte especial y excitante de la Biblioteca Viviente. Hubo un tiempo en el que se consideró el mayor honor que se fusionase un dios o una diosa con una pareja durante su experiencia sexual.
La experiencia más elevada era fusionarse con un ser altamente evolucionado que te honraba y que llevaba la vibración del amor, y convertir así la experiencia sexual en una experiencia dimensional. ¿Cuánta gente conoces que primero eleve su vibración antes de hacer el amor? Hay gente que se embriaga o se droga o hace cualquier otra cosa para conseguir el valor de hacer el amor. Vosotros tenéis que enunciar las reglas y las condiciones en lo referente a vuestra sexualidad, a los reinos no físicos para que se os acerquen sólo aquellos que son adecuados.
Honrad vuestro cuerpo, honrad al cuerpo de vuestra pareja y haced el amor sólo cuando hay amor de verdad —ésta es la clave—. La energía sexual de vuestro cuerpo es vuestra fuerza vital. Es la fuerza del dios o la diosa que reside en vosotros porque contiene el secreto de los secretos —es la fuerza creativa.
La mayoría de los humanos utiliza su sexualidad de manera que les degenera en lugar de regenerarles. Hace mucho tiempo, la Diosa estaba totalmente afinada con las fuerzas naturales y creó entonces un tipo de vibración de la cual se alimentaban estas fuerzas de la naturaleza. Recordad que todas las cosas están interconectadas —no hay nada separado y todo está conectado con todo—. Lo que vosotros hacéis ahora aquí afecta a todo el globo.
Heredáis la heliografía de cada persona con la que hacéis el amor, así que no sólo tenéis que preocuparos de lo vuestro sino también de las historias del otro. Cuando vuestro cuerpo se junta con otro, se remueven vuestros chakras y se mueve la kundalini. Si la kundalini sólo se mueve en vuestros dos chakras inferiores y no en todo el cuerpo, se pueden producir «enganches» en el campo áurico de la otra persona y al revés.
Esta es la razón por la cual es tan importante ser selectivo con quien hacéis el amor. Aseguraos, si decidís hacerlo, de que haya una unión y un compromiso de trabajar las cosas porque ahora, que el tiempo se acelera y también se acelera la energía.

Os aconsejamos eliminar todos los viejos apegos en lo que respecta a vuestro cuerpo. Visualizad cómo se limpia y es bendecido y cómo se eliminan todas las energías sexuales de relaciones anteriores. Haced todo lo que podáis para eliminar amorosamente las relaciones sexuales anteriores y que significaban mucho en vuestra vida. Dejad de hablar del pasado y no energeticéis más a parejas anteriores. Dejad que todo esto se vaya. Si seguís hablando de gente con la que habéis tenido una relación hace años, seguís energetizando sus formas de pensamiento en vuestro campo áurico, sobre todo si habéis tenido una relación sexual con esa persona. Esto os inhibe de vivir un nuevo «ahora».



http://www.bibliotecapleyades.net/pleyades/tierra/tierra08.htm#8 - EL REGALO DE LOS DIOSES.