domingo

LA MANIFESTACIÓN DEL CUERPO DE LUZ.


LA MANIFESTACIÓN DEL CUERPO DE LUZ


Vosotros pensáis que estáis hechos de carne y hueso, pero la verdad es que sois una combinación de señales electromagnéticas inteligentes.

El proceso de evolución por el que estáis pasando actualmente, incluye la construcción e integración de un cuerpo de luz. Vuestro cuerpo de luz se tiene que afinar, ejercitar y estirar para que despierte suavemente a su propia conciencia. Una de las claves primordiales para la construcción de vuestro cuerpo de luz es saber con toda claridad quién queréis ser en vuestra propia realidad.


Vuestro cuerpo de luz sabe que se crea mediante el pensamiento y os conecta con el material del cual está hecha la creación. Gracias a vuestro cuerpo de luz se abren los túneles del tiempo y tenéis acceso a los dramas multidimensionales. El reto al que os enfrentáis se hace más grande cuando lo hacéis sobre un territorio que aparentemente no está marcado, pero os parece familiar. Estáis conectados a toda la existencia y vuestro salto evolutivo consiste en darle sentido a esta nueva conciencia y darle un uso en vuestro «ahora».

Podéis estar tranquilos, queridos amigos, porque detrás de todo esto hay un propósito. Vuestra tarea consiste en trasladar vuestro propósito a vuestro cuerpo y a la Tierra. Este propósito activa una reordenación a muchos niveles de la existencia —compartiendo todos el mismo «ahora»—. La exploración detallada de los diversos aspectos de la realidad es un componente esencial en la comprensión más profunda de este vehículo: el cuerpo físico.

Vuestro cuerpo de luz contiene la esencia de vuestra identidad multidimensional y éste es accesible para vosotros gracias a este deseo de unión con una identidad mayor y que presentís. Todo el cuerpo de luz será capaz de saltar de una realidad a otra gracias a vuestro deseo conciente de cambio; es como cambiar de canal en el televisor. Vuestro cuerpo de luz contiene datos codificados. Os traduce comunicaciones y realidades corporales de otros mundos a través de vuestro cuerpo físico. La gran tarea consiste en daros cuenta de las señales de sutilezas y sincronicidades.
Para comprenderos mejor, debéis visualizaros como seres multidimensionales con cada parte teniendo su propio cuerpo que respira y está conectado a los otros cuerpos. Sois seres físicos, mentales, emocionales y espirituales que están entrelazados por medio de un cuerpo de luz que, a su vez, irradia energía y os conecta con una progresión infinita de seres de luz.

La materia no es más que luz atrapada.
Cuando construís vuestro cuerpo de luz tiene lugar una reorganización de vuestra estructura molecular abriendo la mano que sujeta al materialismo y permitiendo que vuestra comprensión espiritual tome el mando de vuestra vida cotidiana. Sólo a través del espíritu podéis aprehender lo que está sucediendo en vuestro mundo. La construcción de todo el cuerpo de luz permite que la materia atrapada se convierta en luz y en vuestro verdadero Ser. Esto os ofrece una expresión más libre y os permite buscar vuestra fuente.

Observaréis auténticos cambios en vuestro cuerpo. Se volverá más vital, más bonito, más fuerte y más capaz de hacer cosas. Se convertirá en un procesador de una enorme cantidad de información.

Vuestro cuerpo tiene que ser capaz de trabajar con una corriente eléctrica más alta. Si conseguís esto, seréis capaces de enfrentaros a los retos que se os están acumulando. La mayor energía dentro de vosotros activará los talentos escondidos y disparará el renacimiento de algunas capacidades psíquicas, como son la clarividencia, la clariaudiencia, la telepatía y una conciencia perceptiva de «saber», mucho más allá de lo que ahora podéis imaginar.
Cuando la corriente eléctrica se fusiona con vuestro cuerpo, se crea un desviación de vuestras estructuras tradicionales que hace que actualmente os comuniquéis e intercambiéis información de una forma muy limitada. Vais a subir por una escalera y desde ahí arriba podréis ver e interpretar la realidad de una manera muy diferente.

Durante los próximos años, esta corriente eléctrica afectará a todo el mundo, inclusive a los niños, a los bebés y a la gente mayor. Uno de los beneficios de todo esto es que vuestro cuerpo físico rejuvenecerá porque os ayudara a sanar cualquier separación que todavía pueda existir. Cuánto más entendáis y viváis el concepto de crear vida mediante el pensamiento, más libres seréis porque el estrés de una vida llena de impotencia desaparece. Quedaréis con esta visión y permitiréis que vuestro cuerpo de luz añada un propósito lleno de sentido a todo lo que hacéis.

Para prepararse para esta energía lo único que debéis hacer es sentaros tranquilamente, cerrar los ojos y visualizar cómo vuestro cuerpo se llena de luz y como esta luz limpia y renueva vuestras células. Después pedís a las diferentes partes de vuestro cuerpo que trabajen armoniosamente las unas con las otras. Si vuestro cuerpo trabaja en su interior de forma armoniosa es mucho más fácil para vosotros trabajar con otros en el exterior. Aquellos que están enfermos en su interior no suelen trabajar muy bien en el exterior. Atended a vuestros cuerpos y visualizad aquello que deseáis.

Vuestro cuerpo físico es un mecanismo de frecuencias. Pensáis que estáis hechos de carne y hueso cuando realmente sois una combinación de señales electromagnéticas inteligentes. Traducís estas señales a vida sensitiva, a través de vuestro cuerpo físico, al comer, experimentar, utilizar vuestros sentidos y al hacer el amor —todas estas cosas—. Así es cómo interpretáis el significado de estas señales electro- magnéticas que, realmente, experimentáis como impulsos. Desde fuera de vuestros sistema se os puede ver de diferentes maneras.
Algunos seres os interpretan sólo como frecuencias, una colección de inteligencias que emite datos y ciertas frecuencias basadas en emociones. Otros utilizan las frecuencias psíquico-emocionales que emitís para muchas cosas. Igual que se hace uso de la frecuencia del oro para transformar vuestra conciencia o la del agua para lavaros o calmar vuestra sed, la frecuencia de los humanos tiene muchísimos usos y esto es algo que estáis descubriendo ahora.

Como ya hemos dicho anteriormente, en vuestro cuerpo reside una fuerza que se llama kundalini, una energía que está representada en forma de serpiente y que mora en la base de vuestra columna vertebral. Reconocer y reclamar esta fuerza facilita la fusión y construcción de vuestro cuerpo de luz. Esta fuerza os ayuda también a mantener la estabilidad y el enraizamiento a pesar de los, cada vez más frecuentes, cambios electromagnéticos.
Tradicionalmente, se dice que la kundalini se desenrosca y electriza vuestro cuerpo cuando estáis cerca de los cuarenta años de edad. Se considera que a esta edad sois lo suficientemente maduros para albergar este tipo de fuerza. Para mucha gente esta fuerza es tan poderosa que empiezan a ir cuesta abajo y comienzan a envejecer en lugar de rejuvenecerse y poner a esta enorme fuerza eléctrica a trabajar.

Cuando tengáis una «experiencia kundalini», puede que sintáis una gran concentración de energía en la zona del sacro, en la base de vuestra columna vertebral. A veces, cuando la gente tiene una «experiencia kundalini», nota la sensación de tener que hacer el amor porque no sabe qué hacer con toda esta energía. Todo en el planeta utiliza la energía kundalini para reproducirse. La gente está como loca con los temas sexuales y no entiende en absoluto que la energía kundalini pueda moverse por todo el cuerpo hasta la cabeza y alrededor de ella. Si vosotros permitís que esto suceda, podréis llegar a obtener un entendimiento completo de todo vuestro ser. Comprenderéis que todas vuestras creaciones, sanaciones, manifestaciones —todo—, proceden de la fuente natural de la Diosa que hay en vosotros.

La raza humana tiene una gran resistencia a cambiar, crecer y aceptar información nueva. Gran parte de esta resistencia, por supuesto, no es natural. Habéis sido programados a temer lo nuevo, a no atreveros a pedir más y a no desobedecer a los dioses; no os atrevéis a pedir la igualdad divina. Cuando la raza humana busca información, se acerca a lo que podríamos llamar la Diosa.

Os recreáis en el pasado, recordando detalles nostálgicos y los ancláis en el presente. Las células de vuestro cuerpo son bastante libres de ir y venir; se reproducen continuamente ¿De dónde sacan las instrucciones? Vuestra heliografía y vuestro sistema de creencias, además de vuestros patrones energéticos, aportan esta información. Al ampliar vuestros conceptos, se modifican estos patrones y vuestra estructura molecular les sigue. En cada uno de vosotros existe el potencial de obtener el cuerpo que desea. Podéis regenerar las células de vuestro cuerpo, reordenándolas —enviándoles otro plano o patrones alternativos—. Vuestro cuerpo y todas las vivencias obedecerán.

Cada uno de vosotros posee una vitalidad natural. Habéis sido influenciados por la gente que respetáis y que os parece legitimada y habéis aceptado ideas temerosas y negativas. A lo mejor había un individuo que tuvo una mala experiencia, lo interpretó a su manera y creó una imagen para todos los demás.

Tradicionalmente había que aprender muchas disciplinas y preparar vuestro cuerpo para poder experimentar la energía kundalini de forma satisfactoria. Y la verdad es que había muy pocas personas que tenían acceso a la kundalini, debido a varias razones. La Tierra estaba rodeada por una valla de control de frecuencia. Cuando la kundalini despierta, en el cuerpo, se une con las fuerzas cósmicas del exterior y el cuerpo se revitaliza y energetiza.
Es igual que cuando atraéis la columna de luz a vuestro cuerpo. Las fronteras de aquellos que os querían mantener separados del conocimiento han sido penetradas y la valla de control de frecuencia se parece ahora a un queso gruyere. En otras palabras, ahora existen agujeros y pueden pasar por ellos otras formas de luz.

La entrada de energía cósmica al plano terrestre brinda ahora a millones de personas la oportunidad de enterarse de qué puede hacer la energía kundalini.
Es la fuerza de vuestra vida y vosotros pulsáis con ella. Si se utiliza apropiadamente solucionará un montón de cosas. Esta energía os conecta con una fuente cósmica y os une a un propósito mucho mayor, haciéndoos entender todo aquello de lo que sois capaces.

Se puede utilizar esta energía para sanar porque cuando se concentra en vuestras manos, tendréis manos de sanador. Muchos de vosotros se sorprenderían si pudiesen echar una ojeada a su futuro, a lo desconocido, y pudiesen ver lo que vais a poder hacer con la energía que sale de vuestras manos. Ya existen personas que pueden juntar las manos y hacer que un trozo de papel se queme. La energía en vuestras manos aumentará en cada uno de vosotros. Podréis usarla para purificar la comida, sanar, limpiar océanos y eliminar la polución de los ríos y los campos. Seréis capaces de transmutar la polución tóxica que planea alrededor del planeta.

La capacidad de hacer todas estas cosas será de aquellos que estén dispuestos a creer. Se os recompensará si tenéis fe, practicáis y buscáis. Después, lo podréis enseñar a otros. Estos son los regalos que producirán una diferencia cualitativa en el camino hacia la cooperación masiva a nivel planetario. Vais a trabajar de forma colectiva con estas aptitudes. Los que no están sanos y los enfermos también pueden aprender a activar esta energía y dirigirla a sus cuerpos.
La esencia de lo que tiene que manifestar cada uno es el valor de sí mismo:
«Bien, si mi cuerpo puede manifestar enfermedad también podrá gozar de buena salud. ¿De quién voy a aceptar la sentencia de enfermedad y limitación?»
En vuestro interior está almacenada una gran cantidad de conocimientos absolutamente magnífica. Vosotros tenéis la clave para entrar en la Biblioteca Viviente y, hasta cierto punto, representáis aquello que muchos quieren obtener. El proceso de los humanos es verdaderamente interesante. Usando vuestra imaginación podéis enviar un mensaje a vuestro cerebro y pedir que las neuronas de la zona donde reside la imaginación se unifiquen más sutilmente.
También hay que decir que los dedos que forman los pies tienen la misma capacidad de transmitir señales de imaginación que vuestro cerebro porque cada célula de vuestro cuerpo está compuesta de exactamente la misma sustancia, sin importar en qué parte del cuerpo se encuentre. Cada célula tiene el mismo potencial de producir conocimiento y vuestras células sólo están esperando recibir una orden. Cuando permitís que la sociedad, la familia y la educación dirijan vuestras creencias y que las culpas y los «deberías» ocupen vuestros pensamientos, así serán los programas a los que responderá vuestro cuerpo.

Todo el planeta sobrevivirá a su proceso de transmutación en la medida en que os deis cuenta de vuestro poder de imaginación, un poder que está estrechamente relacionado con la memoria. La imaginación actúa en vuestra mente como una pantalla cinematográfica que muestra imágenes y crea heliografías de la conciencia. Vuestro cuerpo se encuentra lleno de memorias de diferentes mundos y marcos temporales muy distintos a los que reconocéis en el «ahora».
Durante la evolución de la Tierra aprenderéis a comprender estos conceptos y heliografías y os daréis cuenta de las enseñanzas que contienen, y también reconoceréis el significado que tienen para vuestro «ahora», basado en lo que sabéis. El hecho de recordar otros tiempos y otros lugares e integrarlos en vuestra actual realidad, unificará el sentido de vuestra vida. Os sana porque os ayuda a comprender el sentido de las heridas que os habéis producido.

Una de las claves más importantes que os podemos transmitir es la siguiente: Amaos a vosotros mismos, honrad el vehículo que ocupáis y actuad como si fuerais lo más valioso del mundo. Actuad como si os hubiera tocado la lotería y hubierais recibido el mejor regalo posible: vuestro cuerpo.
Honrad también a la Tierra con vuestro amor porque es en la Tierra donde creáis las escenografías de vuestros fantásticos dramas. Amaos y amad a la Tierra en vuestra cabalgata por el universo, y el viaje será más ligero.

Vuestro cuerpo mostrará unas capacidades absolutamente milagrosas. Vuestra sensibilidad aumentará de tal modo que los olores y aromas tendrán un mayor impacto sobre vuestro humor, vuestras emociones y vuestra sensación de bienestar. Diréis:
«Me doy cuenta de que cuando pongo tales especias en mi comida o cuando hay este aroma en mi casa, tengo más energía, y cuando añado estas otras me tranquilizo».
Debéis aprender a utilizar las plantas de vuestro entorno pues ellas son el regalo que os hace la Biblioteca Viviente.

En vuestro cuerpo está teniendo lugar un cambio tremendo y radical, no nos cansamos de repetirlo. Os están guiando para evitar que os queméis, escuchad la voz en vuestro interior. Demasiada información, acumulada con demasiada rapidez y sin el tiempo necesario para integrarlo, podría suponer una sobrecarga para el ajuste de vuestra psique. Cuando conducís un coche tampoco vais siempre rápidos. Aceleráis, frenáis, paráis en un semáforo, dobláis una esquina —utilizáis marchas diferentes—. Hay momentos para acelerar y otros indicados para descansar.
De esta manera, el cuerpo puede fortalecerse.

Imaginad que fuerais un secador de pelo metido, con el cable enrollado, en una pequeña bolsa sobre una estantería. Y ahí va la experiencia más excitante de vuestra vida: os enchufan y os utilizan todos los días. Si fueseis secadores de pelo pensaríais que ya no ibais a estar solos.
Diríais:
«¡Algo me ha pasado! ¡Qué bien! Estoy «enchufado».
A los humanos os pasa algo similar. Os enchufan y, de repente, pasan cosas y tenéis que incorporar aquello que pasa. Comparamos la energía que pasa por vuestro cuerpo a la corriente eléctrica que lo hace por el cable del secador para demostrar que es más que un simple objeto —es un objeto útil—. Esto es un ejemplo muy sencillo y os puede dar una imagen de lo que sois. Se os puede enchufar para que la corriente de la vida os muestre vuestro propósito.

Es fundamental que entendáis vuestro organismo y que no os avergoncéis de lo que hace vuestro cuerpo. Sin embargo, la cosa cambia cuando hablamos de lo que hacéis con vuestro cuerpo. La forma física tiene una gran dignidad. Sed generosos con la gracia de vuestro cuerpo. Si os sentís incómodos con lo que estamos diciendo deberíais examinar si realmente os amáis y de dónde proceden las vergüenzas y los malestares con respecto a vuestro cuerpo físico.
No hay nada malo en vuestro cuerpo. La muñeca moderna «Barbie» ha sido presentada como la forma femenina perfecta y sólo ha provocado odio al cuerpo cuando éste no cumplía con aquel modelo. Todas las imágenes, desde el juguete más simple hasta el ordenador más complejo, afectan la percepción de vosotros mismos.
Muchas mujeres que quieren cumplir con el modelo «Barbie» tienen que hacer un esfuerzo y se imponen grandes restricciones para imitar aquella forma deseada y aprobada, limitando así su libertad de elección. El cuerpo humano tiene todo tipo de formas y tamaños y todo tipo de expresiones. Podéis apreciar la importancia que tiene la variedad en el planeta cuando observáis las caras de la gente. Si estuvierais cortados todos por el mismo patrón, sólo habría un limitado número de caras disponibles para hacer de modelo.

Los humanos habéis olvidado desde eones quiénes sois. Os avergonzáis de vuestros cuerpos y sus funciones. Os han animado poco a apreciar las funciones de vuestros cuerpos. Comparamos muchas veces vuestro uso del cuerpo a un coche del que alguien dice:
«No abras el maletero, no lo utilices, no metas nada. Está ahí, pero no lo toques».
¿Veis la analogía? Es absolutamente ridículo.

En la tercera dimensión, la sexualidad puede aportar la energía que hace falta para entrar en un estado de mayor conciencia. Puede conduciros a una parte esencial de vuestro desarrollo multidimensional. A veces es muy difícil oír hablar de la sexualidad porque os aferráis a juicios provocados por sucesos traumáticos de los que os avergonzáis o que os hacen sentiros mal. Todo el mundo tiene algo escondido con respecto a sus sentimientos sexuales. Ha habido, en gran medida, un plan para que os avergoncéis de vuestra sexualidad y de vuestro cuerpo; esto os ha alejado de vuestro poder, de vuestra felicidad y libertad.

Conforme vuestro cuerpo evolucione e integre la nueva energía, la memoria despertará en vosotros. Tanto la memoria cósmica como la memoria de esta vida os ofrecerán vuestro desarrollo en la historia galáctica. Es importante que tengáis un espacio para recordar.
Algunos de vosotros pensáis:
«Bueno, pondré música en el coche y me iré a algún sitio y practicaré "recordar"».
Dejad un espacio para la memoria. Una de las mejores maneras de ponerse en contacto con la memoria es utilizar la naturaleza: sentaos en el campo, observad la naturaleza y dejad que la mente descanse; quedaos en el presente y dejad que el presente se convierta en un momento continuo, espontáneo y sincronizado.

La naturaleza os enseña gracias al canto de los pájaros, al aleteo de una mariposa, a la sinfonía de los grillos y ranas, al rebuzno del camello, al olor del polvo del desierto y a la refrescante lluvia de primavera. Todas estas cosas hacen que se disparen memorias si os tomáis el tiempo para que los sonidos y olores penetren en vuestro ser físico.

Activar la memoria implica desengancharos de todos los «deberías» que tenéis amontonados delante de vosotros. ¿Estáis muy ocupados en ir a ninguna parte? ¿Lleváis una vida verdaderamente significativa? ¿Estáis siempre esperando la aprobación de los demás y sólo sois la sombra del poder de vuestra radiante verdad? ¡Vivid!

¿Por qué os estamos contando esto?
Estamos intentando activar la memoria celular que hay en vosotros. Antes de entrar en el cuerpo, se pone a vuestra disposición cierto tipo de memorias que luego se almacenan a nivel genético. Algún día sabréis cómo se hace esto y comprenderéis que trabaja con vosotros mientras dormís. Muchas veces sentís estas aceleraciones —o zumbidos— de las pulsaciones eléctricas que recorren vuestro cuerpo. Esto son las insertaciones de memoria que se efectúan para prepararos de cara a vuestra próxima aventura.

Por favor, comprended que hay una pequeña diferencia entre una insertación de memoria y una experiencia cualquiera de la vida cotidiana porque la realidad es fácilmente construida. La realidad no se diseña para que luego desaparezca. Las realidades y culturas se pueden reconstruir una y otra vez. Si sois un alma muy joven y pensáis que os habéis perdido los sucesos más jugosos del universo, podéis obtener insertaciones de memoria.
Podéis crearos un lugar dentro de una cultura sin provocar una superpoblación. Por ejemplo, todos quieren haber sido egipcios o mayas, pero sólo había sitio para unos cuantos. Sin embargo, para todo el mundo es posible construir memorias de estas culturas. Podéis convertiros en parte de ellas porque se os ha construido una memoria, y vosotros podéis construir otra cultura maya encima de la auténtica. Este concepto os debería aclarar lo flexible que es la realidad.

La memoria es como un estanque o un espejo dentro de vuestro cuerpo y hay que rellenarla y refrescarla con el reflejo que produce el agua. El agua es lo que mejora la memoria del cuerpo físico, la kundalini dispara los códigos activando los filamentos de luz. Estas finísimas fibras están llenas de información y cuando la energía kundalini se mueve en vuestro cuerpo, se os presenta la oportunidad de poseer vuestras memorias.

Muchos de vosotros estáis experimentando memorias muy profundas de manipulación, tal vez habéis sido devorados por reptiles o hay recuerdos de haberse emparejado con reptiles o hay memoria de experimentos genéticos.

Incluso si no habéis sentido nada específico, los filamentos que hay en vuestra sangre contienen la historia completa de todas las cosas. Cómo se consigue que estos filamentos se ensarten para mostraros una película viable, es otra historia. ¿Sabéis cómo se hace una película? Está hecha de muchos pequeños cuadradillos. Vosotros sois como una gran película, cortados y separados en pequeños cuadradillos y, de esta manera, cada parte de vosotros está desconectada de las demás partes. Cuando nosotros trabajamos con vosotros todos estos pedacitos de película se reorganizan gracias a la energía que aportamos. Esto hace que se construya dentro de vosotros una historia que es personal pero, a la vez, planetaria y galáctica.

Estáis aquí para daros cuenta de la oscuridad porque es en la oscuridad donde encontraréis tanto la luz como la razón del retorno de la luz. No podéis ir por las buenas a la luz y decir: «¡Qué mala es la oscuridad! ¡Qué negativa! ¡No quiero verla!» Debéis estar alerta ante lo que no queréis ver.
Mantened abiertos vuestros corazones y confiad en que el dolor que experimentáis debe ser explorado para que, después de haber sido procesado a un nivel de memoria, pueda ser eliminado. Vivís en un momento en el cual las memorias suben a la superficie procedentes de las profundas reclusiones. Estas memorias pueden provocar respuestas emocionales. Sea lo que sea, lo que veis necesita ser visto. Sois vosotros.
Aceptadlo y decid:
«¡Ah! Basado en lo que sé y en la preparación de mi conciencia puedo mirarlo y darme cuenta de que ha sido un mal uso de la energía. Está bien. Lo transmutaré. Lo convertiré en algo alegre».
¿Sabéis cuánta gente está dispuesta a mirar lo negativo y oscuro? No demasiada. ¿Sabéis cuánta gente vive en la oscuridad? No huyáis de las sombras de la vida porque hay muchas cosas que sanar y completar una vez que se haya sentido, aceptado y entendido la parte oscura de la vida.

Las emociones son la suma total de vuestro valor como humanos. Son las emociones las que hacen que se dispare vuestra farmacopea interna, la farmacia personal de vuestro cuerpo. Y en la farmacia de vuestro cuerpo, vosotros sois los farmacéuticos. Vosotros hacéis las recetas según vuestra respuesta y reacción emocional ante los acontecimientos. Vuestras emociones provocan reacciones químicas en vuestra forma física.
El sistema endocrino, responsable de la reacción química a vuestra elección emocional, evolucionará. Se producirán nuevas reacciones químicas dentro de vuestro cuerpo para ayudaros a cambiar. Al elegir un camino distinto de ver y aceptar la realidad, se abrirá una puerta interna y se producirán sustancias que os transporten a reinos más elevados.

Estáis siendo reorganizados a nivel subatómico. Los filamentos codificados de luz —fibras tan finas como hilos— que hay en vuestro cuerpo son formas sutiles de energía que conectan todo con todo. Estos finísimos hilos se activan gracias a la estimulación que producen los rayos y fotones que llegan al planeta cargados de energía cósmica. Los hilos se reorganizan para rejuveneceros cuando bebéis agua pura y limpia.
Se activan especialmente gracias al proceso de oxigenación y respiración profunda. También os podéis oxigenar ingiriendo hierbas que purifiquen la sangre. Cuando purifiquéis vuestra sangre, ésta será capaz de transportar una mayor cantidad de oxígeno. La reorganización a nivel celular aumentará y las fibras vigorizarán vuestro cuerpo de muchas maneras. Todo esto supone la activación de vuestro cerebro. Tenéis las claves y los códigos para abrir estas áreas dormidas.

El plan para los seres humanos basado en el aumento de luz consiste en convertirse en seres de múltiples talentos. Hay gente que opera con el 6 o el 8 por ciento de su capacidad cerebral. Los que son capaces de usar más, un Einstein por ejemplo, llegan a un 15 o 20 por ciento.
Preguntaos lo siguiente: ¿qué pasa con el otro 80 por ciento de mi cerebro? ¿Por qué está dormido? ¿Por qué no está enganchado?

El sistema endocrino evolucionará conforme evolucione el ADN, produciendo sustancias químicas que serán una combinación de formas geométricas inteligentes. Estas formas existirán en todo el cuerpo y no sólo estarán localizadas en el cerebro. Todo sucederá de forma simultánea.

El sistema endocrino puede segregar sustancias químicas similares a las drogas psicodélicas, y puede catapultaros hacia nuevas formas de inteligencia. Hay un gran conflicto en vuestra sociedad en lo que respecta a las drogas. Todo lo que tiene que ver con la expansión de la mente ha sido tachado como algo muy malo y temible.
Sin embargo, un gran número de personas es adicta a las drogas que se pueden comprar con recetas y que mantienen a la gente sedada. En vuestra sociedad está bien visto que se prescriban sustancias que suprimen el proceso natural químico mientras que las drogas que activan la mente y os abren a otras realidades, son tachadas de malas. El control de lo que debéis ingerir o no, está en vosotros. Tened esto en cuenta.

Vuestro sistema endocrino pasará por una revolución bastante importante. En este momento está sólo en su primera fase. Pensad en una pequeña tienda de ultramarinos vieja y desfasada y que ha vendido los mismos productos a lo largo de los últimos veinte años; es una tienda que ya no está preparada para servir a los hábitos y gustos modernos. Y allá va alguien y dice:
«Esta tienda es demasiado vieja. Voy a reformarla y adecuarla a las necesidades de la sociedad. Voy a cambiar los productos que vende esta tienda».
Los supermercados cubren ciertas necesidades y cuando las necesidades y gustos de los seres humanos cambian, los productos que hay en las estanterías deben adecuarse a las nuevas calidades y requerimientos.

Vuestro sistema endocrino está haciendo lo mismo. ¿Qué hace que el sistema endocrino decida que haya que servir otro tipo de comida? Vosotros —el hecho de amaros a vosotros mismos, el ejercicio de atraer la columna de luz hacia vuestro cuerpo y la reorganización de la estructura genética básica de lo que sois—. Cuando los filamentos del ADN comiencen a descubrir su identidad y empiecen a vivir, el sistema endocrino cambiará.
Vuestra decisión de vivir en el momento, de amaros a vosotros mismos y de trabajar amorosamente con vosotros mismos y con los demás en este planeta, cambiará completamente todo lo que sucede dentro de vuestro cuerpo. Esta es la clave definitiva para el rejuvenecimiento. Debéis estar dispuestos a vivenciaros vosotros mismos, a vuestra vida y a vuestro cuerpo al igual que a todas vuestras creaciones.

La energía acelerada creará una revolución en el planeta que conducirá a mucha confusión y, al mismo tiempo, a cambios radicales y repentinos. Nunca, en toda la historia, ha habido tanta energía sobre el planeta ni tampoco ha habido este tipo de conciencia, de modo que no tenéis nada en qué apoyaros. Nada. Estos movimientos provocarán cambios tan radicales que ni siquiera los podéis imaginar.

Centraos en lo mejor que podéis ser, sabiendo que podéis influenciar muchas probabilidades en vuestro entorno. Daos cuenta que ésta será la oportunidad de activar un profundo cambio. Gracias a la infusión de la energía de la luz, vuestra glándula pineal se activa y, con ello, una nueva visión de las posibilidades os permite sentir y reconocer la paz y libertad interior.

Vuestra glándula del timo es la encargada de enviar las señales a vuestro cuerpo para que mantenga el patrón de rejuvenecimiento. La glándula timo se empequeñece conforme envejecéis; se encoge. Es como si tuvieseis un portero situado en la base de vuestro cuello que regulase lo que viene desde arriba y lo que viene desde abajo.
Las glándulas superiores, la pituitaria y la pineal son «templos» inactivados en vuestro cráneo; básicamente están dormidos. La glándula timo se olvida de recordarle continuamente a vuestro cuerpo que debe seguir la heliografía, puesto que no recibe estas ordenes de los «templos» superiores. Esto es así porque los filamentos completos del ADN fueron desconectados de vuestros «templos».
La glándula timo recobrará su vitalidad en el momento en que reciba el mensaje de que vuestro cuerpo está preparado y que vuestra conciencia está dispuesta. Si pensáis en términos de expansión de la vida, algunos de vosotros apenas habéis empezado a trabajar. Otros han tenido un entrenamiento para que se produzca una implosión hacia el siguiente cambio; vuestro trabajo es un regalo para el planeta, un regalo para la civilización.

Si os estáis martirizando y estáis llenos de pensamientos negativos, debéis examinar vuestra doble lealtad. El hecho de que estéis aquí en este momento nos indica que tenéis interés, que estáis ilusionados y que hay una perseverancia para trascender las ideas que han sido el alimento de la especie humana.
Si estáis luchando contra eso y mirándoos al espejo diciendo: «Mira qué pinta tengo. ¡Qué horror!», entonces hay un doble juego, hay duda y conflicto. Si tenéis un conflicto de esta índole, este tipo de energía se va amontonando y os sentiréis cada vez más como una goma que se estira y que luego vuelve a su sitio; una y otra vez. Si éste es vuestro caso, deberíais trabajar las inconsistencias de vuestras creencias expresadas en silencio o de viva voz.

El hipotálamo regula la temperatura y el nivel de agua en vuestro cuerpo. Sois agua ¿entendéis? —agua electrificada—, El agua del océano está compuesta de elementos que están perfectamente equilibrados y la sangre en el cuerpo humano se le parece mucho.
Los humanos proceden del océano. Este es uno de los grandes secretos de la creación. Los dioses pleyadianos llegaron y utilizaron la energía de las moléculas de hidrógeno y oxígeno. Este es vuestro origen.
Esta es la clave básica. Se creó el firmamento y del firmamento salió la vida. Este es uno de los principios mediante el cual fuisteis construidos. Queremos que sepáis que hay muchas maneras de construir humanos. Habéis oído historias de que estáis hechos de polvo y barro. Algunas de estas historias no son verdad; os han sido contadas para alejaros de la verdad. Para vosotros tiene más sentido decir que estáis más cerca de los elementos sólidos que de los líquidos.
Recordad lo que os hemos dicho: muchas veces se han distorsionado las cosas para que no descubrieseis la verdad de vuestra identidad.

Vuestro hipotálamo hace las funciones de guardián entre vuestro cuerpo y los chakras que están fuera de vuestro cuerpo. Aún no ha llegado su ocasión. En este momento de vuestra evolución aún no sois capaces de comprender su función. Sí, es verdad que regula la temperatura corporal y el nivel de agua y también es verdad que el agua es la esencia de vuestra vida.
Siempre os animamos para estar cerca del agua, estar en el agua y para beber agua porque el agua aumenta el funcionamiento de vuestro hipotálamo. Lo mantiene a una temperatura templada hasta que necesita calentarse. Más adelante, llegará el tiempo de explorar el hipotálamo.

Mediante un trabajo de ajuste cráneo-sacral se puede estimular el hipotálamo. Esto se descubrirá y se compartirá cuando la conciencia de la gente se haya elevado hasta el grado de estar preparada para la gran erupción solar de energía que procederá de esta glándula. Hasta que no llegue este momento, toda información podría ser peligrosa. A veces, la gente no es capaz de moderarse, y cree que tiene que beber el elixir de toda experiencia sin haber preparado su conciencia.
Nunca más seréis los mismos una vez que vuestro hipotálamo comience a segregar sus sustancias.
¿Habéis ingerido alguna vez una droga psicodélica? ¿Que os parece si tuvierais que manejar este tipo de realidad durante veinticuatro horas al día? No funcionaría; sería demasiado confuso.
Está bien para un trip. Está bien para hacer un viaje de aprendizaje a los reinos chamánicos y misteriosos de la Biblioteca Viviente. Pero seguramente no es lo más idóneo para desayunar todos los días. El resto del sistema nervioso no está sincronizado para este tipo de conciencia. Cuando hacéis un trip es exactamente eso, una excursión, como ir al campo o a la playa durante un fin de semana. Os vais, lo disfrutáis y luego volvéis y lo contempláis.

Vuestros hipotálamos os conducirán a una orilla nueva del Ser, un dominio nuevo que será inducido químicamente. Esto es lo que hace el sistema endocrino. Infiltra diversas sustancias químicas en vuestro sistema, pero vosotros no ingerís nada. Las sustancias químicas serán simplemente segregadas y esto tendrá como resultado que vais a percibir e interpretar la realidad de otra manera.

El hipotálamo restaurado os llevará a un viaje y vosotros cambiaréis todo y seréis felices estando donde estaréis. No querréis seguir viviendo en el lugar antiguo. Será como si os cambiaseis de país o como si os fuerais a un nuevo planeta, pero sin salir de la Tierra. Supondrá una división de vuestro mundo. La Tierra y la realidad de la Tierra con respecto a la Biblioteca Viviente cambiarán delante de vuestros ojos porque las sustancias químicas que segregará el hipotálamo os proporcionarán una nueva interpretación de la realidad.

Para esto no estáis preparados. ¡Ni por asomo! Primero tenéis que aprender que se os ama y os tenéis que convencer que vosotros sois la fuente de este amor. Tenéis que conseguir una sensación constante de esto, antes de que podáis empezar con los cambios sutiles de vuestro sistema endocrino que os prepararán para el despertar de vuestro hipotálamo. En el caso de que todas las cosas sucedan colectivamente, ¿para cuándo puede la Familia de Luz esperar que se despierte su hipotálamo? Nosotros sugerimos que irá aumentando durante un período de diez años, desde 1990 hasta el año 2009.
 
Con todo el revuelo que hay en Estados Unidos con respecto al sistema del cuidado de la salud, queremos recordaros que la salud es gratis. El verdadero coste del cuidado de vuestra salud no supone más que unos cuantos minutos de vuestro tiempo para desarrollar una actitud correcta hacia vuestro cuerpo. Vosotros creáis vuestra salud o vuestra enfermedad y no necesitáis a nadie para que os cuente si estáis sanos o no.
Lo primero de todo es, cuando entráis en contacto con vuestro cuerpo —cuando os ducháis u os laváis podéis sentir el nivel de bienestar— vosotros mismos sabéis si estáis bien o no. Claro que podéis elegir preocuparos y desconfiar de vuestro cuerpo. Si estáis preocupados por vuestra salud, vais a crear algo. Vuestro cuerpo sigue los patrones que vosotros diseñáis.

Si os pasáis el tiempo pensando a ver qué enfermedad vais a coger o cómo va a crecer un cáncer o si tenéis el SIDA o una difteria o tuberculosis o cualquier otra cosa sobre la que os apetece preocuparos, hay grandes probabilidades de que si no lo tenéis, os lo vais a crear. Si sabéis que estáis sanos, lo sois. Es bastante sencillo.

El miedo es un asesino. Os recordamos que vuestro poder acaba donde comienza vuestro miedo. Si teméis algo, es como si pusieseis un cartel sobre vuestra cabeza que diga:
«Bienvenido, te estoy esperando».
La razón de ser del miedo es salvar vuestras vidas, catapultaros al «ahora» para actuar. Muchas veces sirve para apartaros de peligros y dirigiros hacia la mismísima esencia de vuestro Ser vital. Sin embargo, si hacéis del miedo vuestro estilo de vida y emitís la frecuencia de miedo a la vida, acabaréis con vuestro cuerpo y mataréis vuestra fuerza vital. Esto crea estrés, mala salud y envejecimiento.
Vuestros pensamientos crean vuestra realidad. Forma parte de la iniciación de la conciencia pasar por la toxicidad y vuestro cuerpo físico necesita pasar por mas preparación y purificación que simplemente por lo que podríamos llamar intento y valor. Si moráis en el miedo lo dispersáis todo. Dispersáis vuestro propio poder. De modo que, para encontraros con algo que es muy poco familiar a vuestra mente lógica, tenéis que mantener la claridad del intento y una tremenda cantidad de valor, seguridad y desparpajo.
Todo aquello que os aparta de conseguir algo es simplemente una idea. A lo largo de los próximos veinte años —el momento para el cual todo el mundo está comprándose una entrada de primera fila en el anfiteatro de la Tierra— ocurrirán muchos cambios.
¿Os acordáis cuando, de niños, os ibais al carnaval, participando por primera vez en una gran fiesta? ¿Pedisteis a vuestra madre o a vuestro padre o a vuestros hermanos mayores que os acompañaran porque parecía todo tan gigantesco y tan lleno de aventuras?
Los acontecimientos de la Tierra se parecerán a un inmenso carnaval. Todos participaréis en una fiesta tan grande que ahora mismo no os lo podéis ni imaginar y por eso debéis clarificar algunas cosas intencionadas. La mayoría de vosotros lo hará estupendamente bien. Haréis vuestro camino. No lloriqueéis, es una pérdida de energía. Aceptad todo lo que habéis creado y sabed que en todo hay una oportunidad.
Desde nuestro punto de vista, nos sorprende que invirtáis esfuerzo en el miedo a las cosas que en realidad son una oportunidad. En cierta manera, nosotros sabemos quiénes sois y lo que os ha costado llegar hasta aquí. Nosotros sabemos por qué estáis aquí en la Tierra y sabemos que no os han enviado para que hagáis las cosas en solitario. Las fuerzas que trabajan con vosotros, aunque no sois concientes de su existencia, tienen la capacidad de influenciar y afectar a vuestra realidad de tal manera que no lo podéis comprender. No entendéis cómo sus dedos empujan a ésta o a aquella persona: «Vete ahí. Haz esto. Oh, no hagas esto». Los eventos se están escenificando.

Comprended que se están sembrando ideas y pensamientos cancerosos en el planeta, de la misma manera que se está sembrando y alentando el tema del SIDA. La gente se cree que estas cosas están atadas a ella. Ahora mismo, la gente le tiene miedo al Sol. Tiene miedo de salir y se comporta como si hubiera habido un error en la naturaleza. La gente que cree semejantes opiniones verá cómo su miedo actuará más deprisa que cualquier rayo de sol que podría dañarles.

El miedo es un asesino. Es una idea que se atasca, igual que Paul Revère chillando y corriendo por las calles de la joven América. Cuando el miedo corre por vuestro cuerpo, éste recuerda a los elementos químicos que van con él a segregarse y llenar todo vuestro cuerpo. Estos elementos activan una espiral descendiente y la idea de la muerte. Básicamente, es así de simple.

Habéis oído hablar del SIDA y de que éste es causado por el virus VIH. Sin embargo, ahora hay SIDA pero el virus VIH no está presente. El SIDA se extiende ahora electromagnéticamente, de la misma manera que otros muchos trastornos pueden ser extendidos electromagnéticamente. Recordad que el electromagnetismo tiene que ver con las grandes corrientes eléctricas que se encuentran en vuestro entorno y que son generados por los humanos y por otras fuentes. En el magnetismo, por supuesto, es la fuerza que mantiene las cosas unidas. En vuestro cerebro también hay partículas magnéticas.

Podéis aprovechar esta idea para ayudar a otras personas a abrir su corazón. El SIDA se extiende electromagnéticamente, yéndose de un portador a otro que tenga un patrón o una vibración similar:
«Yo pienso como tú. Mándame tus pensamientos».
¿Nos seguís?
«Yo también tengo estas creencias de miedo. Estoy confundido y no sé qué pensar de mí mismo. No valgo nada. No tengo poder sobre mi cuerpo.»
Este tipo de pensamiento se magnifica de tal manera que es como si colocarais una señal, un póster o una pegatina encima de vuestro campo áurico proclamando aquello que creéis que sois.
Los virus se pueden distribuir electromagnéticamente y en un momento dado podéis llenar todo un área metropolitana con ellos. ¿Por qué? El karma y la vibración de la gente os atrae a vivir en cierta ciudad o en cierto lugar. Es una de las razones por la cual mucha gente está cambiando de residencia actualmente.

Este mismo principio es válido para el corazón. Si el SIDA se puede repartir electromagnéticamente, también se puede repartir la apertura del corazón y la idea de la Diosa. Quisiéramos que comprendieseis que siempre hay muchos planes en movimiento.
La gente dice:
«¿Por qué tienen que moverse vibraciones malas, negativas y bajas por ahí?»
Pues, la gente las espera. La gente no se sienta y espera que les sucedan cosas divertidas y buenas. Más bien permanecen tumbados en una mecedora, fumando y esperando a que irrumpa un coche en su sala de estar. ¿Por qué?
Porque ven la televisión. Vuestra mayor impresión procede de esta máquina controladora de la mente que, básicamente, os impregna de miedo. El miedo crónico será el asesino. Atraerá todas aquellas cosas que teméis y de las que estáis tan seguros de que os van a pasar. De todas las posibilidades que hay en el mundo ¿por qué elegís la que elegís?

Cuanta más compasión tenéis por otros, más rápidamente cambiará la conciencia de las masas. Os rogamos a todos vosotros que juguéis a este juego del corazón con más frecuencia y no solamente cuando tengáis un ratito libre.
Comprometeos a tener vuestro corazón abierto y vigilad que se mantenga abierto y que utilicéis la energía del corazón de la Diosa. Esto será lo que marque la diferencia, porque no sólo vuestro corazón está involucrado, también lo está el corazón de la Diosa. Pero la Diosa necesita que vuestros corazones estén abiertos para que su energía pueda pasar a través de ellos.

Hoy en día existen muy pocas áreas geográficas en vuestro planeta que emitan la frecuencia del amor. Cierto que esto está a punto de cambiar. La Tierra, como sabéis, está pasando por unos momentos difíciles —por decirlo de manera suave—. Sin embargo, si pensáis que esto es fuerte, esperad. Os aguarda un gran viaje. Dentro de poco tiempo habrá una erupción de energías a nivel global y va a parecer que os estáis acercando cada vez más a lo que parece la destrucción de vuestro planeta. Queremos que lo sepáis.
Queremos que comprendáis que, a veces, cuando la energía evoluciona, incluso cuando vosotros pasáis por un proceso evolutivo, aparecen la desorientación, el caos, la confusión y una falta de identidad. Puede que vuestro cuerpo despida toxinas que os pongan enfermos. Puede que tengáis las tripas o el estómago revueltos o que sufráis de estreñimiento. Muchas cosas diferentes están anunciando los cambios que vienen.

Podéis imaginar la Tierra como un espejo gigantesco que os muestra lo que se está cociendo entre los seres humanos. La Tierra, en estos momentos, huele que apesta de tantos tóxicos que existen. Los guardó mucho tiempo. Durante muchos años se ha llenado la Tierra de tóxicos y no sólo de residuos radiactivos y todo tipo de basura, sino también de ira colectiva de los humanos que son criaturas energéticas y vuestras emociones crean una fuerza colectiva que se va emitiendo. No sólo emitís caos y miedo, que son las frecuencias básicas de vuestras vidas desde hace mucho tiempo, sino también emitís ira. La ira está porque en vuestro fuero interno sabéis que se os está negando algo.

Hay casi seis billones de vosotros —a punto de duplicarse— echando su ira sobre el planeta. ¿Qué pensáis que produce esto?
Os muestra, como en un espejo, la ira del propio planeta debido a la falta de cuidado y a la falta de amor. Esto es lo que está siendo vomitado ahora, pero a la larga supondrá una limpieza. Todos estáis llegando a una nueva comprensión. Os están empujando, como seres humanos y como planeta, hasta vuestros límites. Os obligan a redefinir vuestras fronteras, a decidir qué vais a defender y qué no vais a tolerar. Nadie se va a quedar sentado en su casa y se va a perder esta historia. Tenéis que participar todos; si no lo hacéis vais a desaparecer de una manera u otra.

Os recordamos que vosotros creáis vuestra propia realidad y la ira colectiva que sentís tiene que ver con la desacreditación de la imaginación. Sentid esto por un momento. La imaginación es la clave de la brillantez, de la unificación de los conceptos y la manifestación de las ideas. ¿Cuándo fue la última vez que os han animado para que, de manera regular, utilizaseis vuestra propia imaginación? Os robáis a vosotros mismos las cualidades que os resultan consustanciales y a través de las cuales os podéis salvar, a la vez que cambiar y redefinir vuestra libertad. La imaginación es como un auténtico billete para participar en el carnaval vivo y dinámico de la Tierra.

La Tierra está habitada no sólo por humanos sino por una multitud de fuerzas inteligentes. Los cerrojos dimensionales mantienen las diferentes formas de vida separada y segregada. Debido al colapso del tiempo, los seres humanos se ven obligados a activar la red de la Tierra. Cuando la energía de luz del cosmos os impregne, vuestro sistema nervioso se alterará, ya que éste funciona como una «autovía» a través de la cual viajan los impulsos energéticos al cerebro.
Igual que en la construcción viaria, vuestro sistema nervioso está siendo reconstruido, ampliado y fortalecido para poder procesar más datos. Es como un tráfico que se mueve a través de vuestro cuerpo. Cuando os enfrentáis a una experiencia que está fuera de lo normal, que no puede ser catalogada, vuestro sistema nervioso tiende a cerrarse. Vuestro cuerpo entra en un estado de «shock» porque es incapaz de procesar una realidad fuera de lo ordinario.

Conforme se incrementa la energía en el planeta, se magnifican los bloqueos en vuestros cuerpos físicos, mentales, emocionales y espirituales. Los sentimientos e ideas no expresados obstaculizan el flujo de la energía cuyo propósito es el de conectaros. Tenéis que ayudar a este proceso haciéndoos responsables de quienes sois. Vuestras dificultades o prejuicios —«No quiero saber. Odio esto o aquello de mí mismo. Esto no me gusta»— serán amplificados mediante una lupa. Chillaréis y os retorceréis hasta que lo hayáis comprendido.
Y si no, manifestaréis este bloqueo en forma de un reto muy difícil. Todo se está intensificando para que la gente aprenda a aceptar sus responsabilidades y siga manteniendo con claridad su intención y propósito. Las claves para la supervivencia, hoy en día y en esta época, son los diferentes métodos de trabajo con el cuerpo. Los descubrimientos que se logran mediante el trabajo con el cuerpo, facilitan y aceleran el reconocimiento de vuestra identidad. Cuantas más partes de vuestra identidad se abran, más profundamente podréis entender vuestros dramas.
De este modo, se consigue liberarlos a nivel de patrones celulares ya que son precisamente éstos los que os llevan a las situaciones que no han sido resueltas ni perdonadas. Sois vosotros los que invitáis a todos los actores de vuestra vida. Sois los directores y, por lo tanto, elegís el elenco y dirigís el espectáculo. Si a estas alturas estáis cansados de vuestro guión, recordad que lo escribís vosotros mismos. Echar la culpa a los demás y jugar a ser víctima no hace otra cosa que atraparos aún más en un estado de impotencia.
Recordad que tenéis dramas que son antiguos dramas divinos y es sólo ahora que os dais cuenta de ellos. Todas las partes de la realidad están entrelazadas y necesitan ser sanadas y unificadas. Las energías altamente evolucionadas tienen un gran sentido del humor, especialmente aquellas que trabajan con la frecuencia del amor. Se les reconoce como se reconoce la marca de algo.
Cuando os encontráis con las energías, aseguraos de que haya un gran sentido del humor ya que la risa es la clave de la libertad. Hay mucho espacio para la alegría a lo largo y ancho de la existencia y esto es precisamente lo que estáis intentando entender.

Os animamos a trabajar desde vuestro centro de sentimiento —vuestro plexo solar o vuestras vísceras—. En la mucosa de vuestro estómago hay la misma capacidad y actividad que en las células de vuestro cerebro. Tenéis que miraros de nuevo. Podéis ver instantáneamente cómo cambian vuestras experiencias cuando tenéis fe y os dais cuenta de las oportunidades inherentes a las cosas que creáis. Queremos recordaros que muchas veces una oportunidad se presenta disfrazada como una pérdida.

La zona del plexo solar es la zona de vuestro poder personal y desde ahí lo podéis extender hacia el mundo. También es ahí donde vosotros percibís el mundo. Es vuestro centro de sentimiento. Ahí es donde recibís la información y en el plexo solar intuís hacia dónde hay que tirar cuando pasan cosas que no tienen sentido según vuestra mente lógica. Alejaos un paso y comprobadlo. Observad vuestro proceso de toma de decisiones y luego elaboradlo teniendo en cuenta las sensaciones de vuestro cuerpo. Observad cómo sí sois capaces de sentir y reconocer la sabiduría innata de vuestro cuerpo.
El os habla como un consejero fiel, pero tenéis que escuchar. Vuestro cuerpo quiere trabajar con vosotros —muchas veces sois vosotros y vuestros pensamientos los que trabajan en contra del cuerpo—. Os recordamos que vuestra mente lógica ha sido entrenada por aquellos que quieren que funcionéis dentro de un paradigma muy restringido y una cierta frecuencia limitada.

Queremos que aceptéis la idea de que sois muy significantes. Hay un gran valor en quienes sois, en lo que deseáis y en lo que os permitís experimentar. Queremos que os sintáis enormemente elevados y apreciéis vuestro valor personal porque sois capaces de tejer múltiples realidades de conciencia y os atrevéis a saltar a territorios que otros no soportarían. Os regalamos una estrella dorada por atreveros a ser tan arriesgados, porque liberáis alegremente la esclavitud de la percepción humana al explorar vuestros propios ciclos.
Hay muchos maestros dispuestos a enseñaros en qué espacio del tiempo habéis florecido y os habéis desarrollado y de qué manera habéis afectado a una realidad interconectada y qué tienen que ver estas épocas y lugares con vosotros ahora. Algún día comprenderéis que aquellas épocas son ahora. Todo ocurre en el «ahora». Este mismo momento en el que os encontráis, es el verdadero momento continuo, espontáneo y significante. Es el momento en el cual os podéis encontrar una y otra vez.

Prestad atención a la información simultánea que podéis recibir de otras civilizaciones. Tenedla en cuenta y mirad cómo la podéis ligar sincronizadamente. Muchas veces tenéis el conocimiento. Aunque ocurra con frecuencia, necesitáis un tiempo para convenceros que de verdad sabéis cosas. Sed pacientes y podréis ir a donde vosotros queráis. Una vez que tengáis claro qué es lo que queréis, soltadlo.

Los delfines no guardan sus secretos ante sus compañeros. Voluntariosamente comparten todo lo que saben. Se puede adivinar el grado de evolución de un individuo viendo hasta qué punto comparte lo que sabe. Cuanto más compartís lo que sabéis mas conocimiento recibiréis. Cuanto más os agarréis a la sabiduría que se os ha concedido, más rápidamente se escurrirá por vuestras manos y la perderéis. Abrid las manos y vuestra sabiduría saldrá volando como una mariposa; y nuevas mariposas acudirán.

Toda vida tiene un sistema de chakras. Una ciudad tiene calles a través de las cuales pasan los coches y dispone de una serie de lugares donde repostar, lugares donde se almacena la energía. Lo mismo sucede con el sistema de chakras. Son almacenes energéticos dentro y alrededor de las formas de vida. Los chakras conectan el trabajo interno —las operaciones fisiológicas de la tercera dimensión— con los sucesos de las capas etéricas a nivel multidimensional. Si se utilizan de manera apropiada, los chakras atraen energía desde los reinos no-físicos hacia los físicos.

Todas las formas de vida tienen estos portales energéticos y, además, son como entradas y lugares donde repostar. Lo que cada forma de vida hace con este «relleno» está inscrito en su propia heliografía o en su ADN. Dado el caso que vuestro ADN se está reordenando para conseguir una nueva expresión de sí mismo, vuestra frecuencia o identidad está comunicando algo a un nivel no-físico.
Vayáis a donde vayáis esta energía mutante se comunica. Vuestra conciencia se comunica a todas las formas de vida. Puede que los que estén a vuestro lado en unos grandes almacenes o en un restaurante no sean muy concientes de quiénes sois. Pero si dais un paseo por el bosque y el campo u os metéis en el mar, veréis que ahí sí hay formas de vida que saben quiénes sois. Ellas cambian su respuesta, y su ADN se transforma porque el vuestro está cambiando. Gracias a vosotros toda la naturaleza se hace más accesible para la Biblioteca Viviente.

Visto desde vuestra perspectiva, hay muy poca gente que vive miles de años, sin embargo, los Dioses Creadores son capaces de extender la longevidad del cuerpo celular. Alargar la vida y rejuvenecer la vida celular se está poniendo de moda otra vez. Esto forma parte de la construcción del cuerpo de luz, un cuerpo que no es tan denso y, por lo tanto, no se autodestruye —un cuerpo que se autorregenera—.
Esto es lo que estáis buscando.
Ya habríais llegado a este punto de convicción si vuestra mente lógica no estuviese tan ocupada en ver si esto es posible o no. No podemos subrayarlo lo suficiente, tenéis que dejar de escuchar a la sociedad y a las versiones oficiales de la realidad. Esto supone hacer una elección y no una falta de respeto. Esta es la tarea más difícil para vosotros y supone una auténtica rotura —es cruzar el puente entre vuestro ser social y vuestro ser espiritual—, ¿Cuál de ellos será sagrado? ¿Cuál de ellos será vuestra fuente de autoridad?
Cuanto antes deis el salto, antes os divertiréis.
Dejad que vuestro ser intuitivo sea el portador del estandarte de vuestra experiencia —una experiencia que nadie más va a valorizar, una experiencia que tiene que ver con la misión que conocéis pero no necesariamente recordáis.
 

Ejercicio energético

Ponte cómodo y serénate. Manda a tu cuerpo el mensaje de que se relaje, que suelte y que deje que las tensiones se vayan. Respira muy hondo. Una vez exhalado, siente cómo una ola de serenidad invade tu cuerpo. Continúa respirando concientemente y encuentra tu propio ritmo. Siente cómo se expande y se abre tu pecho. Siente cómo la zona de tu corazón se va calentando. Relaja tu garganta. Clarifica tu mente y centra tu visión. Concéntrate en tu respiración durante unos momentos. Visualiza una columna de luz tocando el centro de tu cabeza y luego penetrando en tu cuerpo. Inspira y exhala profundamente, céntrate en tu respiración. Haz que seas lo más ligero, lo más tranquilo que puedas y llénate de paz.

Una vez que hayas llegado a tu lugar de calma, focaliza tu energía en el tercer ojo y visualiza tu mundo, la Tierra. Sea lo que sea que te estás imaginando, está bien. Cuando ya tienes bien centrada la imagen del globo terráqueo, siente la existencia de una heliografía y un propósito individuales de cada uno de los habitantes de la Tierra. Puede que veas las heliografías como pequeñas chispas de luz o como formas geométricas.

Date cuenta de la unicidad y multitud de lecciones que hacen falta para que la conciencia evolucione. No sólo se está amplificando la conciencia de cada individuo sino que se está conectando la conciencia colectiva del globo de una manera muy especial. Siente la contribución de cada individuo al plan global y desde tu «ahora» envía una ola de intención a todos los seres humanos para que se llenen de amor y confianza.

Ahora, siendo tu conciencia como un imán que atrae todas las conciencias similares, siente cómo emerges de tu heliografía igual que una bola dorada de luz. Deja que tu heliografía comience a girar alrededor de la Tierra y busque a otras heliografías que estén codificadas para trabajar con la tuya, ya que el propósito final del plan es la activación de una nueva heliografía global para la raza humana.
Siente esta búsqueda a nivel global.
Tú, la esfera dorada de luz, giras y giras alrededor del planeta, yendo de un lugar a otro. Siente cómo vas creciendo conforme se van uniendo otras conciencias similares hasta que se forma un manto de luz y cómo éste activa la red de energías entretejidas, pues fue diseñada para que despertase en el momento en que se conectaran las conciencias. Siente cómo tu bola de luz dorada es atraída hacia lugares diferentes del globo. Observa cómo tu presencia se va modificando, cómo se abre y se expande, estés donde estés.

Imagínate cómo seis billones de personas se unen, desde el centro de sus cuerpos, a esta heliografía global. Saben que los cambios venideros son una oportunidad de vivir vidas más alegres y más expansivas, en las que habrá libertad de ver todas las cosas desde una perspectiva completamente diferente.

Centra tu conciencia de nuevo en tu cuerpo físico. Visualiza cómo la luz recorre tu cuerpo, te llena, te conecta. Observa cómo la energía fluye cada vez más rápida hasta que tu cuerpo empieza a vibrar. Siéntete más fuerte y lleno de nueva información, salud y vitalidad. Siente cómo la columna de luz está contigo permanentemente, inundándote y uniéndote con tu fuente. Mantén esta columna de luz siempre conectada a tu cuerpo físico. La columna de luz es tu tarjeta de entrada a los reinos más elevados.

El pensamiento es.
Estás aprendiendo a usar tus pensamientos de forma más productiva para que puedas cambiar vuestro mundo y crear un paradigma de realidad completamente nuevo. Confía en ti y escucha bien lo que estás descubriendo. Puede que el camino que se abre ante ti sea muy interesante.
Recuerda, tú lo creas siempre. Si no te gusta el escenario, sólo tienes que escoger un nuevo camino.
Buen viaje.