sábado

HABLAN LOS CIELOS.Ejercicio energético



Vosotros mismos habéis elegido un momento y una familia, un linaje sanguíneo con el que habéis nacido para presentaros con las oportunidades que considerasteis idóneas para esta vida.
Antes de entrar en esta realidad solicitasteis un trozo de tiempo —el momento de vuestro nacimiento—. En el instante preciso de vuestro nacimiento, las estrellas, los planetas, la Luna y el Sol tenían una configuración específica. Cuando salisteis del útero de vuestra madre, la energía de las estrellas y de los planetas le dieron a vuestra carne una impronta, sin importar dónde estabais, simplemente por el hecho de que, en aquel momento, la energía también estaba tocando la Tierra.  
Aquel instante contenía ciertas probabilidades, oportunidades específicas y retos determinados. El lenguaje de las estrellas explica vuestro mundo de una manera que os resulta útil para comprender el cuadro mayor. Todo está en relación geométrica con todo lo demás y crea así un patrón energético.  
Vosotros mismos habéis elegido un momento y una familia, un linaje sanguíneo con el que habéis nacido, para presentaros con las oportunidades que considerasteis idóneas para esta vida. Vosotros determinasteis estas experiencias de acuerdo con aquello que necesitabais aprender, basado en lo que habíais creado, crearéis y estáis creando simultáneamente en otros lugares.
Los cielos os hablan de vuestro propio esplendor majestuoso, desplegando su historia a través de vosotros. Los planetas emiten sus propias fuerzas vitales en forma de olas electromagnéticas que crean ciclos en los cuales una serie de logros significativos, diseñados en forma de retos y victorias, definen épocas o edades específicas. Estos ciclos, si se entienden, beneficiarán automáticamente al planeta.  
Estos ciclos han sido ignorados y trivializados para manteneros en la ignorancia, causándoos la pérdida de la sensación de autorrealización que acompaña al sentido de la vida. Una de las causas por las que se perdieron las enseñanzas de los ciclos, era la disputa sobre la astrología y el repudio de la misma. Os han dicho que estudiar astrología es un «sin sentido», cuando la verdad es que la astrología y la astronomía son los lenguajes del universo. En su forma más auténtica, la sabiduría de los cielos traduce el macrocosmos al microcosmos, y os da crédito en un trozo significativo de la existencia.
En 1993 pudisteis experimentar lo que llamamos la Ola de la Marea Galáctica de Luz y que fue traducida gracias a un alineamiento planetario que creó una vía energética. Cada planeta de vuestro sistema solar tiene su propio campo de conciencia que pulsa e irradia rayos de energías como si fueran «autovías» de información. Cuando los planetas se alinean en una relación geométrica específica, crean complejos energéticos porque sus fuerzas independientes se fusionan. Desde vuestro punto de vista parece que se solapan los planetas cuando forman una conjunción, si bien esto no es así. Sus vías energéticas se fusionan aunque estén bastante distanciados en la profundidad del espacio. La energía procedente de un planeta se conecta con la energía de otro.
La Ola de la Marea Galáctica de Luz se puede entender gracias a los dos planetas Urano y Neptuno que formaron una conjunción en tres ocasiones distintas: en febrero, agosto y octubre de 1993, alineando y energetizando al signo de Capricornio a los 18 y 19 grados. Cada planeta tiene su propia identidad, su campo de influencia. Cada planeta es un ser sensitivo, una fuerza inteligente por sí misma.  
Cuando estas dos formas inteligentes se juntaron en el cielo, transmitieron un rayo combinado a la Tierra y afectaron a aquellas partes del planeta que están bajo la influencia de Capricornio. Saturno es el planeta que gobierna a Capricornio y representa forma, estructura, autoridad, limitación y tiempo. Entre otras cosas, Saturno rige las rocas, piedras y cristales. Debido a la unión de estos dos planetas en Capricornio, las piedras de la propia Tierra se mistificaron, electrizaron, energetizaron y cambiaron.
A nivel planetario, la energía de esta conjunción os está llevando hacia una apertura del centro del sentimiento, ofreciendo una solución al creciente caos. Por eso, cuando se desmorone un sistema, utilizad vuestros sentimientos para seguir adelante. Sin sentimientos, especialmente sin el sentimiento del amor, estáis condenados. Vais a vivir sentimientos en vuestro plexo solar que removerán vuestra alma. Una vez que se conecten con los hilos de la compasión estos sentimientos a vuestro corazón, seréis capaces de determinar la realidad mediante otras fuentes que no sean la mente lógica.
Caminaréis con pies de plomo por la realidad. Se liberará la energía bloqueada, en forma de memorias no reconocidas y no resueltas, de los chakras inferiores. La energía liberada subirá al corazón, a la garganta, al tercer ojo y al chakra corona —el cuarto, quinto, sexto y séptimo punto de distribución energética de vuestro cuerpo—. Este proceso unirá a la humanidad y veréis que tenéis más cosas en común que cosas que os separan. Recordaréis vidas pasadas y las viviréis de forma continua y simultánea. A muchos de vosotros os producirá confusión porque os retará a procesar las memorias y comprensiones que inundarán vuestra conciencia.
Se supone que esta apertura de los centros energéticos sirva de solución. En el mejor de los casos, creará un vórtice caótico que hará que se desmorone vuestra realidad y vosotros ya no sabréis con certeza qué es real. Cuando se instale la confusión y la incertidumbre, comenzaréis a poner en entredicho la fe ciega que habéis tenido en diversas instituciones vuestras. A estas dudas les suele acompañar una depresión y algunos de vosotros pasaréis por ella.
Otros dirán:
«¡Qué bien! Me he quitado un peso de encima. ¡Soy libre! Esto es magnífico».
Los que tenéis interés en versiones alternativas de la realidad vais a ir creciendo en número de forma insospechada. Vais a ver cómo vuestros comentarios normales, cuando os vais de compra, por ejemplo, se convertirán en conversaciones profundamente metafísicas o tratarán de la presencia de extraterrestres. El espíritu os impulsará a decir cosas que no hubierais dicho antes jamás.  
Debéis estar abiertos a esto y a la apertura de la gente de cualquier entorno. Puede que miembros de vuestra familia den una vuelta de 180 grados. No todos, pero sí algunos, verán la luz.
A lo mejor pensabais de ciertas personas:
«Aquí no hay nada que hacer».
Este ya no será el caso.
Os sorprenderá que personas de vuestro entorno se quiten el velo y se activen porque no tiene nada que ver la cantidad de tiempo que os habéis pasado dedicados a estos temas o el número de cintas que habéis escuchado o la cantidad de libros que habéis leído. Cuando el espíritu llama a vuestra puerta, se disparan los códigos y el despertar ocurre de repente. Lo que a algunos de vosotros os llevó veinte, treinta o cinco años aprender, otros, a lo mejor, lo aprenden en un momento.  
Es que no lo vais a aprender, lo vais a saber. Así que preparaos para ofrecer y buscar consejo y aprender puesto que aprendéis muchísimo cuando enseñáis. La gente os sirve de espejo y mientras enseñéis y expliquéis cosas, ella os enseña algo sobre vosotros mismos, os muestra vuestros patrones, y os hace ver de qué manera se aprende. El momento del despertar es una experiencia similar al «tsunami» y crece en magnitud con cada segundo que transcurre.
El responsable de la rápida mutación, que tendrá lugar en la especie humana, será el flujo de la energía cíclica. Vosotros, tal como existís en este momento, estáis cambiando o mutando debido a esta energía y vuestras células empiezan a ser algo diferente a lo que eran. Una alteración a nivel celular os catapultará a una metamorfosis en la dimensión espiritual. A raíz de los cambios de la Tierra se producirá finalmente el cambio de la conciencia que es necesario para volver a instalar la cordura, el propósito de la vida y el sentido de la existencia para las vidas que habitarán aquí en la Tierra.
Hay una serie de ciclos naturales en la vida de los humanos en los cuales sube la kundalini. Como humanos, os alimentáis de una corriente eléctrica que está enroscada en la base de vuestra espina dorsal y se llama la energía de la serpiente. Es lo que más se acerca a la energía del Creador Original. Vosotros utilizáis vuestra energía kundalini para procrear y no tenéis ni idea de que se puede utilizar esta energía y que gracias a ella se puede cambiar vuestra visión de la realidad. En el mundo occidental no habéis llegado a daros cuenta de esto porque hay seres que sustentan el poder, y no quieren que cambie el «status quo» de vuestra sociedad de consumo.
La mayoría de las veces, la kundalini se mueve de la base de la columna vertebral hasta el segundo chakra —de la identidad y supervivencia hasta la creatividad y expresión sexual— y no se mueve más. Alrededor de los cuarenta, con Urano en posición opuesta, o crisis de mitad de la vida como se denomina comúnmente, este planeta empuja esta energía hacia arriba. Dado que Urano tiene un efecto tan poderoso sobre la conciencia colectiva, en este momento, la kundalini subirá de forma continua sin importar la edad. El «status quo» de la energía electromagnética cósmica tiene que ampliarse en la raza humana.
Antes de acordar entrar en el plano físico, repasáis con mucha atención los detalles de los parámetros de vuestras probabilidades más atrevidas. Elaboráis heliografías y luego esperáis a que se abra un espacio, la ventana electromagnética perfecta, para entrar en la realidad física. Esta ventana supone un alineamiento de energías dirigido por los cuerpos celestiales que os permite viajar a vuestros códigos genéticos.  
Algún día, la lectura de las cartas astrales revelará una correspondencia entre el alineamiento de los planetas y las configuraciones del ADN. Actualmente hay doce Casas en el zodíaco y también hay doce filamentos del ADN. Estos doce filamentos del ADN se podrán ver eventualmente en el iris del ojo y seréis capaces de leer el propósito genético en el iris. Si dividís el iris en doce casas, como la rueda en la carta de nacimiento, cada casa corresponderá a un lugar determinado del cuerpo, igual como hay una impresión astrológica determinada de energías planetarias y estelares en el momento del nacimiento.
Gracias al reflejo producido en el ojo, los doce filamentos del ADN revelarán eventualmente sus códigos genéticos del propósito y de la intención, tal como están almacenados en la sangre. Muchos supuestos misterios serán revelados, liberándoos de más engaños. A través de los ojos os asomáis a las ventanas del alma y en ellos ocurren las grabaciones e intercambios más profundos de la especie humana.
Hace mucho tiempo, la astrología y la astronomía eran una misma cosa. Cuando la parte izquierda del cerebro asumió una mayor actividad y apareció el plan de crear un ego falso o científico para desviar a los humanos de sí mismos, las verdades fueron ridiculizadas. La leyes antiguas se convirtieron en el blanco de las burlas y a vosotros os han mandado de vuelta al planeta para volver a despertar y honrar a estas verdades.
La Luna es un satélite que fue construido. Fue construido y anclado fuera de la atmósfera de la Tierra para mediar y controlar; una supercomputadora u ojo gigante en el cielo. Ejerce un efecto sobre todas las formas de vida en este planeta, mucho más allá de lo que vosotros podéis comprender. En vuestra historia hay referencias a dos lunas que circundan la Tierra. No se oye mucho sobre este tema pero sí hay gente que sabe de esto.
La Tierra debe ser poseída por aquellos que la habitan; sin embargo, esto no es así. Vosotros tenéis dioses ajenos, energías creadoras que evitan que vosotros, como especie, podáis reinar libremente sobre vuestra kundalini. La influencia de la Luna, la computadora satélite más importante, afecta a todo lo que hay en la Tierra. En estos tiempos hay rayos poderosos, transducidos por Urano, Neptuno y otras fuerzas que cruzan el espacio en forma de olas de fotones. Esto está provocando una sobrecarga del circuito que os ha mantenido en la ignorancia y que ha hecho que vosotros, como humanos, no tengáis el mando sobre vuestro planeta.
¿Por qué estáis encerrados en una fórmula prescrita de tiempo, una fórmula que es irrelevante en cualquier otro lugar? ¿Cuál es el significado del «doce» en este proceso de mareaje y división? ¿Quiénes seríais sin todo esto?  
Estas son las cuestiones que nos gustaría que os planteaseis. Las respuestas, naturalmente, tienen que ver con vuestras expectativas de vida y con la kundalini. ¿Sabéis que vuestras expectativas de vida podrían ser mucho mayores y que vuestra sociedad podría honrar el proceso de acumulación de sabiduría gracias a la experiencia?
En circunstancias ideales, la experiencia de la kundalini alrededor de los cuarenta —en una sociedad estructurada para alimentarla— supondría un proceso de maduración del individuo. Ahora mismo os consideráis mayores de edad a los veintiuno. Por favor, sed concientes de que atravesáis numerosos ciclos energéticos que pasan por vuestro cuerpo para aportaros nuevas visiones de madurez. El hecho de ser concientes de este proceso es la clave para vuestro desarrollo. Supone un reto estar continuamente dispuesto a asumir más responsabilidades y no sentirse sobrecargado por ellas.
Ha habido muchas batallas por la Luna. Partes de la Luna se utilizan y partes de ella se poseen. Las fuerzas que más bien os ayudarían a crecer en lugar de limitaros, tienen preparado un plan para insertar gradualmente programas de influencia sobre la Tierra, que entrarán en acción en el momento en que ellas ocupen la Luna. Los programas de la Luna han sido, durante eones, de gran limitación para los seres humanos. Los cuentos que relacionan la luna llena con la locura, la enfermedad y las hemorragias son bastante certeros.
La Luna crea ciclos repetitivos y vosotros respondéis a ellos. Vosotros sabéis que la televisión os influye en gran medida. Con la Luna sucede lo mismo. Lo que pasa, es que no habéis sido capaces de sintonizar con los programas de la Luna para aprender cómo apagarlos. ¡No podéis hacerlo! Otros la tienen que apagar por vosotros o reprogramarla, cosa que está sucediendo ahora.
En este momento, la Luna está muy controlada. La locura y la manía afectan gravemente a algunas personas a causa de la Luna.
Extraterrestres y otros seres tienen muchas bases en la Luna y los seres de la Tierra tienen, en última instancia, muy poca influencia. Son los extraterrestres quienes realmente dominan todo esto. Vuestra tecnología, aunque esté avanzando rápidamente, no puede ni siquiera empezar a compararse con la biotecnología de los viajeros sensitivos del espacio.
En este juego sois novatos y os falta una clave de vital importancia porque vuestros sentidos y la esencia de vuestro mundo físico estructura la realidad de una manera determinada. Vosotros traducís constantemente información y, como en la interpretación de un sueño, la condensáis en las fronteras físicas y ahí os encontráis que cada vez podéis explicar menos las cosas. Todo es pensamiento —una arquitectura mental— con un equipo de construcción en muchas realidades.
El Sol es el gobernador de vuestro sistema solar y es el asiento de la inteligencia que gobierna este particular espacio ocultado por vosotros. El Sol se extiende hasta vuestros dominios y lee vuestras vibraciones cuando toca vuestra piel. Está íntimamente conectado con cualquier aspecto de la vida que conocéis. Es una fuerza inteligente que alimenta toda vuestra existencia y crea el medio ambiente que os permite desarrollaros. El Sol tiene mucho interés en vuestra evolución porque cuando vosotros evolucionáis devolvéis todo lo que hagáis al Sol cuando éste os toca.
En muchas culturas se venera el Sol como la fuerza inteligente que gobierna este mundo, como un dios. Os sorprendería saber quiénes y qué habitan el Sol. El Sol es una ilusión. Mundos altamente evolucionados pueden disfrazarse, gracias a la fuerza de la luz, como soles para protegerse de invasiones y penetraciones. Para algunos, el Sol es un lugar de gran aprendizaje, mientras que para otros simplemente supone una iniciación que han de pasar para ir más allá y al otro lado del mismo. No es simplemente una forma gaseosa ardiente, como dicen vuestros científicos.
La ciencia ha arruinado en gran medida vuestras interpretaciones de la vida. Ha eliminado toda la diversión, vitalidad, ilusión y misterio de la vida. La vida se ha convertido en algo muy mundano y aburrido, como si fuera un «sin sentido». ¿Vosotros os podéis imaginar al Sol como algo «sin sentido»? Pensad en esto por un momento. Sin embargo, actualmente hay una campaña de miedo y negatividad en contra del Sol.
La gente ya no se siente conectada a la naturaleza porque la ciencia ha declarado que la naturaleza no es segura. Las sospechas acerca del Sol, de la naturaleza y de la Tierra han contribuido a la presente crisis: la falta de respeto y de cuidado hacia vuestro hogar. Entre la comunidad científica existe una profunda crisis porque hay creencias conflictivas —gracias a Dios, mejor dicho, gracias a la Diosa.
Dentro de vuestro sistema el Sol y la Luna son los astros que más influencia ejercen sobre vosotros. El Sol genera su propia luz. El Sol, a su vez, ilumina a la Luna. La Luna es un subsatélite del Sol, girando, como una computadora, en su órbita alrededor de la Tierra. Fue construido y mantenido por muchas generaciones de dioses. Los cuerpos celestes se construyen en forma de asteroides, lunas y planetas y es a través de estos astros que los rayos de inteligencia, las ondas de radio y los rayos gamma, son transmitidos desde una estrella al Sol y después a la Tierra. A su vez, estos rayos leen vuestras acciones y las devuelven al Sol, a la Luna y a todo el sistema radial —en este caso, las Pléyades.
Si sois capaces de moveros a otro lugar y observar desde otro punto de referencia el sistema solar y el cielo, veréis que la Tierra y las estrellas y todo, en general, cambian de una forma dramática. Uno de los sistemas con los que vosotros giráis, es el sistema de las Pléyades y cuyo sol central se llama Alcione. Vuestro sistema solar está situado en el borde de la espiral galáctica.
Podríais trazar una línea desde la Tierra hasta Alcione intentando conectarla con el Sol central. Y, una vez que hayáis llegado a Alcione alguien os puede decir: «Hay otro Sol central alrededor del cual también giramos». Así que vosotros trazaréis otra línea hacia él. Luego, aún otro, os dice: «Hay muchos soles centrales por aquí». Y vosotros iríais de aquí para allá, dibujando estas líneas. Vuestro universo alberga billones de galaxias y vosotros os encontráis en una de ellas. Si vosotros trazaseis todas estas líneas, aparecería una forma geométrica. Estamos simplificando mucho todo esto.
Las cosas realmente no son tan simples; pero estamos creando una imagen sencilla para vosotros para ayudaros a comprender. Si dibujáis líneas y las conectáis energéticamente desde un Sol central a otro, estáis conectando un colectivo de inteligencias. Este colectivo de inteligencias se parece a lo que vosotros llamáis el lugar del Creador Original, aunque tampoco esto es así. Podría ser un lugar de uno de los Dioses Creadores o representantes o el hogar de un experimento de los Maestros del Juego.
Imaginad que un ser inteligente, que opera a través de muchas dimensiones de la existencia, está hecho de soles centrales que apuntan hacia su supuesto cuerpo desde todas las partes de vuestro universo.
Todos los mundos están gobernados por soles. El crecimiento está orientado hacia estos soles. Vuestro Sol es el que os permite tener luz y la luz os permite ver los reflejos de vosotros mismos en el mundo externo. ¿Qué podríais reflejar sin el Sol? ¿Qué veríais?
El Sol es el gobernador, el rey de este sistema en particular tal como lo percibís vosotros. Es el punto sensitivo de vuestro particular lugar en el espacio. El Sol lee a sus criaturas y, a la vez, las alimenta con lo que necesitan. De modo que, si tenéis amor por vosotros mismos y por la Tierra, los rayos solares entienden perfectamente vuestro estado de conciencia. Cuando tenéis miedo de la Tierra, los rayos solares también entienden y os empujan hacia estas experiencias.
Cuando la intensidad en vuestro planeta se acelera, se emite como un mal uso de la energía y el Sol lo lee. El Sol es el centro del corazón sensitivo. Permite y activa vida porque toca y lee todas las cosas. No podéis esconder quiénes sois porque los rayos solares leen vuestras vibraciones. Hay gente que intenta esconderse del sol yéndose bajo tierra para mantener sus actividades en secreto.
Daos cuenta de la conciencia del Sol cuando se asoma a su dominio. Toca todos los puntos con diversos ciclos de luz, chequeando y viendo lo que pasa en cada grieta y escondrijo. Siente y retorna la energía a sí mismo y luego toma las decisiones con respecto a su propia expresión. Aprende cómo corregir equilibrios y desequilibrios dentro de sus propias creaciones. El Sol está cambiando y sus múltiples fuerzas están «cocinando» cambios fenomenales enviándolos a todos los aspectos de vuestro Ser. Hay planes que contienen planes y que, a su vez, contienen más planes. Debéis comprender que el mayor plan de oportunidades siempre está disponible para vosotros si así lo deseáis.
Habrá un tremendo aumento de actividades solares; la energía del Sol explotará y arderá, emitiendo una masiva cantidad de rayos gamma. A veces el Sol es muy suave y dócil, como un bebé. Pero también tiene períodos volátiles con una actividad semejante a un millón de volcanes que están, todos a la vez, en plena erupción.
Pero si tenéis la conciencia apropiadamente sincronizada, podéis pasar por toda esta actividad y entrar en el dominio que existe justo detrás de esta particular ilusión. El Sol es una ilusión que está profundamente engarzada en la esencia de cada faceta del sistema solar y en cada parte del ADN del universo. En la heliografía global y en el diseño de las creencias básicas existe el decreto de que ciertas ilusiones serán perceptibles y otras no. El Sol es una presunción básica acordada que emerge en muchas realidades y que, de hecho, permite que se fusionen las realidades.
Cuando los rayos del sol cambien, activados por la conciencia de los habitantes de la Tierra, y, cuando libere explosiones solares, las regiones polares se verán afectadas. Estas explosiones serán como explosiones atómicas o sacudidas eléctricas que se expandirán a lo largo de muchos millones de millas en el espacio. Los polos de la Tierra que, en definitiva son imanes, atraerán esta energía. Ellos atraen la energía procedente del espacio al planeta.
Debido a esta fuerza magnética la envían, o alrededor del ecuador, o hacia el núcleo de la Tierra. Cada polo acoge la energía solar, la lleva a su centro y crea un enorme cilindro de energía vibratoria. Cuando esta energía vibratorial se mueve y se sacude para acomodarse, debe alinearse con la red de la Tierra, la cual, a su vez, está anclada en los polos. Esta red es algo que decretasteis vosotros y, hasta cierto punto, todas las energías que se fusionan o que emergen de vuestra versión de la Tierra se configuran según esta red de creencias.
Claro que hay muchas cosas que están desequilibradas y por esto los polos se están recolocando para que la red pueda acoger mejor a esta energía. El actual alineamiento de los polos no sirve como base eléctrica o pararrayos, tal como sería necesario para evitar un fuego.
Los polos actúan como un pararrayos que atraviesa la Tierra, pero la actual configuración provoca un cortocircuito en todo. Así que, para evitar una destrucción completa, tiene que haber un cambio. Los polos se recolocarán como ya lo han hecho en numerosas ocasiones anteriores cuando el equilibrio de la Tierra estaba en peligro. Desde el punto de vista espacial, habrá sólo un ajuste menor. Sin embargo, desde vuestra perspectiva, este ajuste parecerá bastante importante.
La energía solar está creando una nueva vibración y ésta no acomodará a las energías molestas y desorganizadoras. Para poder ser admitidas en el «club», las energías tendrán que tener una cierta frecuencia de amor.
El Sol está diciendo:
«¡Basta! Os vamos a volver a alinear. A ver qué podéis hacer esta vez».
Sólo aquellos que tienen una conciencia clara podrán albergar esta energía en sus cuerpos. Los que tienen pensamientos negativos sentirán esta energía directamente como veneno; sus pensamientos volverán y crearán caos en sus cuerpos.
La solución consiste en tener pensamientos claros y cuerpos limpios que sean capaces de aceptar esta energía por completo y sin miedo. Cada vez que vosotros os exponéis a esta fantástica dosis de energía, vuestra intuición, vuestro potencial psíquico y vuestra habilidad de descodificar el ADN, se verán aumentados. Todas estas habilidades se multiplicarán miles y miles de veces. Esta es una de las maneras en la que el Sol os responde. Por lo tanto, confiad en que el Sol os lea. Debéis tener una energía honesta, abierta y de acuerdo con el astro y con todos los elementos de vuestro entorno.
La inteligencia se diseña a sí misma en forma de luz. Lo diremos una vez más: la inteligencia se diseña a sí misma en forma de luz. La inteligencia de vuestro Sol es la que mantiene a vuestro sistema solar en su campo energético. Actualmente os están llegando efectos de más allá de vuestro Sol. Es casi, como si los efectos de vuestro Sol hubiesen sido incapaces de penetrar lo que está sucediendo aquí en la Tierra, y por eso, otros soles vienen en su ayuda. Vuestro Sol produce las explosiones solares que atraen a los rayos cósmicos para anclarlos en este sistema solar.
Imaginaos el Sol como un imán gigantesco. Las explosiones solares son como tentáculos que agarran a los rayos cósmicos. Y éstos son explosiones solares que ocurren en algún Sol central de algún lugar muy distante de vuestra galaxia. Ilusiones: ellas son los medios de control en vuestro mundo. Existe un grupo selecto de seres no necesariamente interesado en la elevación de la humanidad.
Hay seres que comprenden que, en estos momentos, está ocurriendo una mutación de la humanidad y que el Sol tiene una gran parte de responsabilidad en este proceso. Para poder contrarrestar esta mutación o cambio de la raza humana, ellos crean una imagen que provoca miedo del Sol. Grandes masas de gente están siguiendo obedientemente las sugerencias de la autoridad. Hay gente que acepta con tanta facilidad estas fantasías que son capaces de crear un cáncer de piel exponiéndose solamente a los rayos solares cuando van desde su garaje a su coche.
Ha habido una conspiración en contra del Sol, como si los diseñadores de vuestro mundo se hubiesen equivocado y cometido un error cuando lo pusieron en vuestro sistema solar. Esta es la idea que os ha sido impuesta como seres humanos. Y como seres humanos —sólo para demostrar lo necios que sois y cómo se os puede controlar— os creéis todo lo que leéis. Porque aparece impreso, vosotros os lo creéis.
Si las plantas son lo suficientemente listas para trabajar con el Sol y pueden producir una bóveda de energía, prana y oxígeno que os mantiene vivos, ¿no creéis que tomar el sol también es bueno para los humanos? ¿Pensáis que el sol sólo es bueno para las plantas, pero que daña a los humanos?
Nosotros decimos que el Sol es algo grande. Existen estudios que han demostrado que cuando se introdujeron los filtro solares, el número de casos de cáncer de piel empezó a aumentar. No hay nada malo en el Sol. De hecho, el agujero de ozono os permite una mayor receptividad de rayos solares.
Pero algunos dicen: «No miréis al Sol. Es malo. Quemará vuestro ojos».
Nosotros decimos que habrá un cambio en la estructura de vuestros ojos. Se producirá una mutación en el nervio óptico que permitirá un nuevo tipo de visión y que abrirá aquello que os mantiene pegados a la tercera dimensión. Podéis estar seguros de que nadie cometió ningún error cuando se puso el Sol en vuestro cielo.
Algunos de los agujeros de la capa de ozono han sido más grandes en el pasado que ahora. Los agujeros fluctúan: no obstante, esta fluctuación no está causada por lo que dicen los científicos. Estos agujeros de la capa de ozono permiten que diferentes cualidades y experiencias del espectro de luz y radiación puedan penetrar en la atmósfera de la Tierra. Cuando una gran masa experimenta esta diferencia en el espectro, tiene lugar una respuesta química en lo más profundo del cuerpo humano y éste empieza a cambiar.
La luz radiada afecta al cuerpo humano. La verdad es que la radiación de esta luz altera el cuerpo a nivel subatómico. Aquellos de vosotros que comprenden esto, podrán mantener el equilibrio durante este cambio natural. No todo es tan natural; no obstante, en su mayor parte, es un evento que está pensado para beneficiaros. Se puede dar un aumento de inteligencia evolutiva en la especie en muy poco tiempo y, gracias a la cual, ésta se volverá más fuerte.
Los agujeros en la capa de ozono permiten que la energía radiada entre y acelere el proceso. Cuando os encontréis en el futuro con acontecimientos cósmicos, celestiales, ya habréis estado expuestos a esta energía. Lo que se os está dando ahora es una dosis homeopática.
La mayor fuerza, de cualquier sistema, radica en el Sol de este sistema, ahí donde la conciencia colectiva del Sol se demuestra por sus rayos solares. Así que, cuando una forma de inteligencia viaja por los diversos sistemas estelares, los rayos de luz pueden ser leídos.
Una vez que las energías son capaces de emitir la frecuencia de la luz desde su hogar, esta luz puede ser leída por cualquiera porque es transmitida dentro de un cierto espectro de rayos. Desde enormes distancias en el espacio, otros pueden traducir y leer ciertos espectros. Pueden entender quién vive, en qué Sol y cuáles son sus predilecciones y especialidades de la existencia. Del Sol pueden venir muchos beneficios. El Sol contiene la mayor sabiduría chamánica.
Conforme os enfrentáis a los retos de la vida que tienen que ver con el enjuiciamiento y la separación, adquiriréis, con suerte, una mayor conciencia de vuestro propio impacto sobre la vida y seréis capaces de soportar más luz. Esta luz que os estáis ganando individualmente, produce, por la propia esencia de su existencia, una fusión con energías similares dentro de la conciencia colectiva y le parecerá a otros una estrella o un Sol.
Vuestro planeta comunicará, en forma de luz, su cambio de conciencia y su reconocimiento del espíritu. De este modo, la Tierra se convertirá en una estrella en el horizonte de otros mundos. Este hecho atraerá otros mundos hacia vosotros. Ellos podrán leer la energía de la luz de vuestra Tierra y sabrán quiénes sois vosotros.
Al principio estaba el sonido. Todo empezó con el sonido y en el sonido reside un enorme poder que abre puertas a otras realidades, porque una energía puede moverse de un sistema a otro mediante el sonido. Cuando utilizáis el sonido podéis obviar, con bastante facilidad, la mente lógica y cambiar de canal con la intención y el claro deseo. 
El desarrollo del ADN reorganizado se expresa más allá de la lógica a través del sonido. Este le permite a la materia, como información que se formula a sí misma dentro del cuerpo, encontrar la expresión de su conocimiento fuera del cuerpo. Podéis hallar un estado de felicidad si os entregáis a la expresión del sonido, sobre todo cuando cantáis o entonáis un sonido. Esta felicidad está basada, en muchos niveles, en la sensación y el saber que no estáis limitados y que existís como seres de luz sin fronteras.
Permitid que el sonido pase por vuestro cuerpo, no sólo cantando una nota específica, sino que un conjunto de sonidos toque vuestro cuerpo como si fuera un instrumento. Estos sonidos van más allá de la mente lógica. A veces podéis estar luchando y peleando porque habéis intelectualizado un concepto pero no podéis anclarlo por completo en vuestra experiencia emocional. Al entonar un sonido, vuestro intento inteligente es transmitido por el sonido como una ola que lo transporta. Muchas formas de inteligencia pueden comunicarse con las células de vuestro Ser, circundando las resistencias de vuestra mente lógica, e ir directamente, a través de vuestro cuerpo, a vuestra mente superior.
Cuando entonáis un sonido se produce una transmisión no verbal hacia el exterior. Algo que está más allá de las palabras.
Entonar puede conectaros con un caudal de información y las ideas se aclaran repentinamente. También puede activar vuestra creatividad —vuestro impulso de hacer algo, de actuar—. O, también puede suceder que, de repente, tengáis la sensación de que os estáis librando de una gran carga. La mayoría de la gente se siente muy revitalizada después de una entonación de sonidos. Se siente ligera, como sí se hubiera quitado algo pesado. Vuestro impulso os hace entonar automáticamente los sonidos que más necesita vuestro cuerpo para equilibrarse y alinearse.
No se ofende a nadie con el mensaje que se envía mediante el sonido. La gente no suele tomarse el hecho de entonar un sonido de forma personal, pero sus cuerpos sí reciben un mensaje personal. Por ejemplo: si nuestras palabras os ofreciesen algo que va dirigido directamente a vosotros, podríais decir:
«Caramba, estoy en el punto de mira. Me están apuntando a mí».
Sin embargo, si utilizamos el sonido, os podríamos enviar la misma energía y vosotros seríais capaces de integrarla porque es más neutral. La mente lógica no cubre su propia interpretación de la energía porque no puede traducirlo como crítica o error.
La mente lógica dice entonces:
«No sé lo que es esto. No me preocupa».
Es el lado intuitivo que absorbe la energía y el mensaje enviado a través del sonido.
Os proponemos que os juntéis semanalmente en un grupo para entonar sonidos. Esta práctica debería formar parte de vuestros rituales y de vuestro entretenimiento y parte de vuestro encuentro con los demás. Entonar sonidos es muy útil para eliminar energía atascada. Después os sentiréis ligeros y elevados. Os alinea y devuelve a vuestro cuerpo el equilibrio.
Determinados tonos corresponden a determinadas partes de vuestro cuerpo y las afectan de manera específica. Hay sonidos que afectan vuestra vista, vuestras papilas gustativas o vuestro oído.
En general, tienen que ver con todos vuestros sentidos y también con los órganos. Los antiguos sabían muy bien que un simple sonido podía reorganizar la estructura corporal. El cuerpo produce, en un momento dado, el sonido más apropiado. ¡Confiad!
Mucha gente que hace terapias corporales ya empieza a tener el valor de entonar un sonido mientras trabaja con un cliente. Para algunas personas esto es simplemente demasiado. Nosotros aconsejamos a terapeutas de métodos corporales:
«Seguid vuestro impulso. Cuando estéis trabajando en una zona del cuerpo de una persona donde la energía simplemente no quiere moverse o no puede ser penetrada, enviad un sonido hacia esta zona para tener acceso al tema en cuestión».
La persona que está encima de la camilla no necesariamente está diciendo: «No te dejaré entrar en mi cuerpo». Pero sí hay patrones del campo energético tan enmarañados que puede haber zonas del cuerpo que no permitan que vuestras manos o energías penetren. El sonido provoca la apertura.
En vuestro entorno hay constantemente sonidos. Si, por ejemplo, queréis escuchar el sonido de vuestro cuerpo, podéis taparos los oídos con los dedos y permaneced quietos por unos minutos. Escucharéis vuestro sonido interior. En los altos del Himalaya, los monjes y lamas reciben un entrenamiento basado en la privación sensorial. Se les pone en cuevas sin luz y se les aísla completamente de cualquier sonido exterior.
En este aislamiento, ellos tienen que utilizar sus sentidos para desarrollar la capacidad de ver en la oscuridad, de manifestar y de oír y reconocer la canción y el sonido específicos de cada uno. Cada chakra tiene su propio sonido y éstos corresponden al universo que hay en vuestro interior.
Si escucháis muy atentamente, descubriréis que hay sonidos que os hacen vibrar constantemente. Hay una charla continua planificando siempre qué es lo que va a pasar a continuación. También hay sonidos externos de vuestras familias que os distraen. No mantenéis el silencio suficiente para daros cuenta de que, continuamente, se están enviando sonidos hacia vosotros para cambiar vuestros cuerpos. Cuando vosotros mismos producís el sonido con instrumentos o cantos, equilibráis el ajuste porque trabajáis desde dentro y no sólo desde fuera. Así es cómo se os está afinando actualmente.
A las culturas se les dio toda una serie de sonidos con los cuales pudieron funcionar y sostener la frecuencia de equilibrio en este planeta. Los extraterrestres o inteligencias ajenas a este planeta, visitaron y establecieron civilizaciones indígenas en las diferentes partes del globo. Muchas veces sucedía que un maestro tenía dos o tres experimentos en diferentes momentos.
Podía trabajar en tres o cuatro lugares diferentes, ofreciendo a sus civilizaciones recién brotadas, juegos de creencias ligeramente diferentes y luego dejar que estas tiernas plantas evolucionasen con estas creencias para ver a dónde llegarían con ellas. Se ofrecieron instrumentos y artesanías creativas para establecer los paradigmas de qué podían expresar los sonidos en esta civilización en particular.
Energías específicas viajan sobre tonalidades específicas. Vosotros sabéis que, cuando cantáis una canción, las diferentes notas se combinan para expresar la melodía de la canción. La Tierra vibra a una frecuencia de 7.8 hertz. Cuando el cuerpo humano sea capaz de vibrar en la misma frecuencia se produce una increíble apertura psíquica y de conciencia. La resonancia de la Tierra, esta energía electromagnética, está basada en la tonalidad completa de todos los sonidos disponibles y anclados en este planeta.
El sonido combinado de todas las culturas, anclado desde hace eones en el planeta, es lo que ha mantenido el planeta vivo y ha creado una frecuencia electromagnética de equilibrio. La Tierra está pasando por unos cambios tremendos porque ahora se la está bombardeando con estos increíbles rayos cósmicos y la mayoría de las culturas indígenas ya no están emitiendo sonidos. Se está realineando a la Tierra y se están expresando nuevos patrones de tonalidades electromagnéticas.
Existen sonidos que pueden provocar el deterioro o la regeneración de los órganos del cuerpo. Sonidos armónicos activan el cuerpo y le sanan. La sanación se produce mediante la intención, pero también existen ciertas frecuencias de sonido que recuerdan al hígado que funcione según su heliografía geométrica nata. La geometría es la forma de inteligencia que toma cuerpo cuando el sonido se aleja del Creador Original. Vuestros cuerpos están llenos de geometría puesto que todo procede de esta esencia geométrica.
Una combinación de sonidos, notas y acordes, se pueden tocar para mejorar las condiciones del hígado, de las tiroides y del corazón y para regenerar a todos estos órganos. El cuerpo entero puede ser afinado, igual como se afina un piano. Como veis, el cuerpo funciona según una heliografía y absorbe el sonido. Tiene una heliografía perfecta y funciona automáticamente según ésta.
Vosotros no tenéis por qué saber cómo crece el cuerpo desde la infancia hasta su estado adulto. En la heliografía de la existencia hay una parte que tiene el propósito de crecer y mantener al cuerpo en forma.
La heliografía del cuerpo está cambiando, alterando el propósito del mismo. Cuando se utiliza el sonido para recordarle que debe moverse hacia la salud, se producirán mejoras y habrá numerosas experiencias de regeneración. Pronto tendrá lugar una gran revisión referente a vuestras creencias sobre la degeneración del cuerpo.
Cuando asistís a eventos de masas y os encontráis en una gran multitud, deberíais prestar mucha atención a cómo os afecta el sonido. Muchos de vosotros evitan mezclarse con grandes multitudes porque les produce dolor de cabeza. Os habéis vuelto mucho más sensibles. Podéis leer energías y sentir lo que hacen. La gente, muchas veces, se va a ver espectáculos de gran masa para entretenerse de una manera o de otra. Con esto contribuyen a crear grandes olas de sonidos incómodos sin saber lo que éstos hacen con sus cuerpos. Así se crean formas de pensamiento y gracias al sonido y a la emoción, aquéllas se plasman de una manera determinada.
¿Qué provoca el grito de guerra? ¿Habéis andado alguna vez sobre brasas? Cuando se anda sobre las brasas se debe gritar fuertemente. Este sonido se utiliza para abrir puertas para que vosotros podáis pasar. Las fuerzas militares que provocaron el derrumbamiento de los muros de Jericó utilizaron el sonido para crear una columna, invisible para el ojo, pero con un efecto sonoro de estampida. El sonido es mucho más importante de lo que vosotros podéis comprender actualmente. El sonido crea vida o muerte, salud o enfermedad.
Mucha gente aún no ha descubierto que el hecho de compartir un sonido durante el acto de amor supone una llave para entrar en las profundidades. Cuando entonáis juntos un sonido podéis sentir el giro y la apertura de vuestros chakras. Cuando se hace el amor y se comparte un sonido —y no solamente los gemidos usuales—, la energía sexual se distribuye mejor. El sonido hace que la energía se mueva más allá de los genitales, dispersándose por las células del cuerpo y despertando memorias que os unen más con aquello que realmente sois. Recordad que la totalidad de vuestro Ser se compone de luz y de sombra. Por favor, no os avergoncéis por la sombra; ella añade belleza y comprensión a la luz. No juzguéis y no os incomodéis.
Gracias al sonido y a una predisposición a experimentar con la energía sexual, podéis encontrar varias formas multidimensionales de vuestra pareja. Individuos limpios que juegan con la energía sexual y la entienden apropiadamente, desvelarán su Ser multidimensional al mostrar experiencias sexuales simultáneas en muchas realidades que pueden aparecer en el «ahora».
Podréis experimentar de mil maneras con vuestra expresión sexual. Claro que hace falta un poco de rendición para dejar que vuestra pareja proyecte un sonido en vuestra vagina. Nosotros diríamos que hacerlo supone un auténtico paso hacia delante. Pensadlo por un momento. Ambas partes tienen que tener una tremenda capacidad de entrega y soltura. Uno de vosotros puede decir:
«Oye, tengo una idea. ¿Qué te parece entonar un son?»
¿Pensáis que los niños primero hablan de las cosas cuando hacen locuras? ¡No! Simplemente, las hacen. Juegan y luego se parten de risa de lo que han hecho. Es muy importante trasladar con confianza estas cualidades inocentes, juguetonas y creativas a la experiencia sexual. Vuestros corazones deben estar abiertos para poder explorar completamente la sexualidad, puesto que la conexión más profunda con ella pasa por vuestro corazón.
Llegará un tiempo en el que los niños se unirán para emitir sonidos silenciosos gracias a su singular capacidad telepática. Utilizarán sus mentes para crear sinfonías en otras dimensiones de la existencia. Usarán el sonido tanto interna como externamente para crear armonías que servirán de escudos de luz a todo el planeta. Cientos de miles de niños se unirán y se les conducirá hacia este proceso de creación de imágenes colectivas.
Cuando los niños lleven a cabo este tipo de entonación silenciosa, podrán establecer y anclar una enorme cantidad de identidades geométricas que gobernarán y protegerán, en forma de fuerzas de pensamiento psíquico, la Tierra en el futuro. Puede que estas identidades geométricas sean los Yoes Superiores de lo que vosotros llamáis reptiles —los Yoes Superiores de muchos extraterrestres o formas divinas que parecen ser físicas y etéricas—.
La geometría está más allá de ellos, y más allá de ella, está el sonido. El sonido es el gobernador de la existencia. Los Maestros del Juego emplean el sonido, la luz y la geometría como herramientas básicas y se preguntan qué haréis cuando descubráis las herramientas de la verdad.
Muchos despertarán con el uso del sonido. Se realizarán importantes descubrimientos y, además, se producirá una serie de impactos energéticos gracias a él. ¿Os podéis imaginar lo que pasará cuando cien mil individuos sean impulsados a cantar un sobretono y permitan ser tocados, armoniosamente, como si fuesen un instrumento de la conciencia? Todo procede del sonido. Este supone la energía primaria que se utiliza para crear.
¡Al principio era el sonido!
Ejercicio energético
Ponte cómodo. Siéntate derecho y con tu columna vertebral alineada. Una cuerda imaginaria te mantiene erguido.  
Cálmate. Respira una cuantas veces profundamente y visualiza tus doce chakras girando como planetas irradiando luz.
Capta con tu imaginación otras partes del universo donde sientes que haya una versión de ti mismo ocupada en la misma tarea. Siente cómo tu conciencia va subiendo por tu sistema de chakras y visualiza doce soles que forman una escalera que pasa a través de ti.
Sube por esta escalera de luz y manda todo lo que sabes ahora a cualquier otra parte tuya. Envía tu esencia del despertar, de compañerismo, compromiso y amor. Sube a través de estos doce soles hasta el universo. Dibuja en tu mente un colectivo de seres cósmicos planetarios y las formaciones geométricas. Conforme subas la escalera siente cómo otras partes tuyas se están comunicando contigo.
¿Qué te envían? ¿Qué sientes y qué oyes?
Ábrete para recibir amor y ayuda de estas otras partes tuyas y visualiza los doce soles como capas de luz que te transmiten este saber. Suelta tu versión de ti mismo; conviértete en un receptor y permítete reconocer los efectos de esta luz y energía. Siente la diferencia en tu conciencia. Por unos momentos, elimina la imagen de tu cuerpo y permite que tus moléculas se mezclen y se fusionen con tu entorno.
Al fluir esta energía a través del Ser colectivo a la Tierra, estás siendo utilizado como un transductor. Esta energía se mueve a lo largo y a lo ancho de la red produciendo los cambios necesarios. Esta energía viaja hasta el centro de la Tierra. Visualiza a los antiguos guardianes de la información en forma de estructuras cristalinas midiendo cientos de metros y que, en ese momento, reciben de ti una enorme espiral de energía.  
Ahora, da un giro y salta de la gigantesca espiral para crear tu propia espiral de identidad.
Mantente completa mente quieto y siente cómo esta espiral gira y gira a tu alrededor. Observa cómo tu cuerpo se regenera y rejuvenece. Date cuenta del movimiento giratorio desde la punta de tu dedo gordo hasta la punta de tu pelo. Siente las moléculas nuevas que han sido mezcladas con tu cuerpo.
Respira profundamente y nota tus doce chakras completamente alineados y dispuestos a trabajar con plena capacidad. Respira una vez más profundamente y verbaliza tu nombre; siente el sonido de quién eres en esta realidad. Date cuenta de que el sonido de tu Ser es vital y único. Ama a quien has creado; hónrate y cuídate. Actúa como si tu ser físico fuera la cosa mas preciosa que hayas tenido jamás.
Ahora, dibuja una suave sonrisa en tus labios y reconoce tu potencial ilimitado.
Comprométete con la vida.

por Bárbara Marciniak