sábado

EL BAILE DE LAS DIMENSIONES



Os recordamos que el Creador Original forma todos los equipos y si vosotros estáis dentro del universo del Creador Original, también estáis en todos los equipos.
Vosotros, los humanos, sois las tarjetas de entrada, las llaves para entrar en la Biblioteca Viviente. Toda la información que está almacenada en la biblioteca de la Tierra es accesible gracias a vosotros. Fuisteis diseñados para que otros se puedan fundir con vosotros, para ser influenciados y para emerger a través de vosotros. Habéis venido aquí para convertiros en maestros de la versión humana del proceso espiritual de la evolución —para vivirlo, para fusionaros con muchas realidades diferentes y permitir que otras realidades emerjan a través vuestro—.
Llegará un tiempo en que estaréis en línea con la conciencia de los Dioses Creadores, de los cuales procedéis. Será como el dial de una radio que sirve para captar una variedad de frecuencias. Debéis comprender que estos cuerpos físicos que ocupáis actualmente son centros de recepción, unidades de emisión que existen en muchas realidades.
Toda la creación ha sido diseñada para ser influenciada —para ser piezas del puzzle que encajan con otras piezas y así completar el puzzle grande—. Como humanos, se os ha mantenido en la ignorancia y no tenéis ni idea de cuántas partes de vosotros hay encerradas en otras realidades. No sabéis nada de las fuentes inteligentes de otras realidades que os afectan y ejercen una influencia sobre vosotros.
No existe nada que no sea parte del todo y el todo fue diseñado como una zona de libre albedrío donde los intercambios e influencias están permitidos. Vuestra tarea consiste en formar alianzas y tomar decisiones. Puede que vuestros padres os hayan dicho:
«Tienes que jugar con chicos buenos. No juegues con niños que pegan, escupen, muerden, dan patadas y dicen palabrotas. Debes tener amigos que sean buenos».
Ellos os enseñaron cómo elegir a los amigos. Una parte del cometido de los padres es enseñaros a buscar ciertas características en los demás. Pero nunca jamás nadie os enseñó cómo haceros amigos y establecer alianzas con el mundo invisible que os rodea.
Como seres humanos vuestro trabajo consiste en poseer y cuidar la Biblioteca Viviente. En el pasado, aquellos que querían ver la Biblioteca Viviente la observaron, con el correspondiente permiso, a través de los seres humanos. Al mirar, los humanos se convirtieron para ellos en dioses y diosas con autoridad, quienes eran, por decirlo de alguna manera, los guías en esta realidad. Hubo un tiempo en que los humanos ocuparon posiciones altamente evolucionadas y honradas en la Tierra. Tuvisteis formas gloriosas y vibrantes, emanando energía y luz.
Al igual que cada cocinero es un especialista en la preparación de una comida determinada, los humanos tenían maneras específicas de experimentar la Biblioteca Viviente y de acceder a la información. Aquellos que deseaban adquirir conocimiento, vinieron a experimentar y a descubrir la Biblioteca Viviente. Se fusionaron con los humanos, por ser ellos las tarjetas de entrada a la Tierra en toda su majestuosidad. Unirse con otras energías y permitirles mirar a través de vuestros ojos para ampliar su experiencia era un propósito divino. Los humanos se prestaron a este proceso.
Las energías procedentes de sistemas estelares muy lejanos y que habían aportado cosas a la biblioteca dijeron esto:
«Queremos acceder a la biblioteca para estudiar algunas cosas y obtener información».
Mas para conseguir el permiso de fusionarse con los humanos, tenían que vestirse con la frecuencia del amor. Los humanos sabían que estaban fusionándose con otras energías y que se producía un encuentro con la energía del amor. Las otras energías utilizaban los cuerpos, los ojos, los sentidos y el Ser total del ser humano para estudiar la Biblioteca Viviente.
Claro que había seres humanos con ciertas predilecciones en lo que se refiere a la Biblioteca Viviente, y también los dioses y diosas, si queréis llamarlos así, perseguían una información determinada. De modo que se puede decir que ser un administrador de la Biblioteca Viviente era un trabajo bastante interesante porque vosotros no sabíais qué dioses y diosas iban a venir a visitaros y qué buscaban. El trabajo consistía en hacer de guía y los visitantes os mostraban cómo acceder a la información que ellos deseaban. Se establecía una relación simbiótica y su éxito se basaba en la frecuencia del amor.
Aquí, en la Tierra, está almacenada una información gloriosa que la existencia necesita desesperadamente. Durante la reorganización de la luz en la Tierra habrá una fusión en masa con seres que son muy benévolos, muy elevados y muy amorosos. Aparecerán a través de vuestros cuerpos y trabajarán a través de ellos. Vosotros mantendréis vuestra propia integridad e identidad, pero ellos se fundirán con vosotros de la misma manera que nosotros nos fundimos con vuestro vehículo. Ellos podrán acceder a los Códigos y Números Maestros que hay en el interior de vuestros cuerpos.
Todos compartirán las experiencias necesarias cuando la Tierra se catapulte a la frecuencia que permita que la Biblioteca Viviente funcione en su totalidad. Para volver a ser una vez más herramientas válidas, llaves que, desde un punto de vista cósmico, permitan la entrada a la Biblioteca Viviente, volveréis a tener un ADN de doce filamentos y vuestro cerebro funcionará en su totalidad. Y para poder ser socios, en forma de tarjetas de entrada a la biblioteca, tendréis que comprender que sois más que humanos.
En toda la existencia, en la que sois seres multidimensionales en su forma más auténtica, os vestís con muchos disfraces diferentes. Sois una colección de energías sensibles que han sido sembradas por todo este sistema universal. Junto con otras conciencias, que también tienen deseos y propósitos, configuráis un colectivo de conciencias que descubre cosas.
La Tierra está abocada a un radical cambio de dirección. Está experimentando un empuje acelerado en su proceso de evolución. Está completando un ciclo y una nueva era y nuevos temas comienzan a cobrar importancia en la Tierra. Estáis asistiendo a cómo esta nueva era es presentada en sociedad. Los seres humanos, actualmente, apenas comprenden que viven muchas vidas y menos aún que el Ser tiene muchas más identidades.
El Ser es una composición de muchas formas diferentes de vida que, juntas, forman un alma central. La Tierra está siendo catapultada en una nueva dirección y puede que sus habitantes tengan que desaparecer porque no alcancen la nueva velocidad de vibración de la Tierra. O bien puede que sea porque empiezan a acometer los cambios que les preparan para vivir intermitentemente las diversas personalidades del alma central. Vosotros sois pioneros en esto y os estáis encontrando con las partes de vosotros mismos que son las más importantes a entender. Hay muchos «vosotros mismos» que hay que encontrar.
Recordad que formáis parte de un colectivo mayor de inteligencias que buscan su autoexpresión en muchas realidades. Para comprender todas las versiones de realidades, vuestra alma central dispone de muchas personalidades diferentes, tentáculos y brazos. No penséis que siempre sois los «buenos» en todas las versiones de la realidad. La verdad es que muchas veces conseguís bastante más información cuando sois los «malos».
 
Siendo buena gente, muchas veces sois tan ingenuos que no sabéis ni lo que pasa. Vuestros descubrimientos no tienen por qué golpearos en forma de dificultades. Intentad que os ofrezcan algo interesante, que os aporten más conocimiento y que os den algo que sea muy beneficioso.
Escondéis vuestra propia inteligencia ante vosotros mismos. Tenéis que aprender a supervisar cómo creáis vuestras realidades, en cuántas dimensiones de pensamientos moráis y vuestra tendencia de esperar simplemente a que pase algo. Los pensamientos atraviesan vuestras cabezas velozmente, segundo tras segundo, aportando toda esta información y vosotros no os enteráis de que estáis creando vuestra realidad, siempre.
Escondéis vuestras creencias ante vosotros mismos. Y ocultáis vuestro poder ante vosotros mismos. Recordad que, como especie, habéis sido programados a través de la televisión y vuestro sistema educativo para aceptar vuestra impotencia.
No caigáis en la trampa de pensar que creáis vuestra realidad sólo en algunas ocasiones y en otras no disponéis de poder. Debéis recordar la amplitud de vuestra experiencia. Debéis recordar que cumplís ciertos acuerdos participando en cosas que parecen difíciles o malas. La verdad es que detrás de experiencias que vosotros llamáis difíciles, muchas veces se esconden cosas superiores. Recordad que hay una oportunidad en todas las cosas que creáis.
Vosotros mismos sois los Maestros del Juego, aquellos que están llevando a cabo el restablecimiento de la libertad de la Tierra y la siembra de las civilizaciones. Estas civilizaciones cobraron vida y se activaron y ahora estáis viviendo en uno de los lugares y momentos más interesantes de la existencia. Hay muchos que os sostienen y que desean fusionarse con vosotros, así como trabajar a través de vosotros y ayudaros en la tarea que tenéis delante.
 
Para llevar a cabo este trabajo no os hace falta leer muchos textos y estudiar hojas de cálculo de ordenadores. Todo lo que os hace falta es tener confianza en vosotros mismos y diseñar vuestra propia realidad de acuerdo con vuestra propia sabiduría y con el deseo de conseguir lo que vosotros, como humanos, queréis perfeccionar. Sea lo que sea, lo que queréis que sea vuestra rúbrica —vuestra marca en la Tierra—, será.  
Así que ¡soñad a lo grande!
Los seres humanos, como tarjetas de entrada a la biblioteca, tienen acceso a una información única y muy diferente a la información experimentada por los insectos, plantas y el reino animal. La Biblioteca Viviente fue diseñada para fusionarse con ella y, al emerger, de hecho, a través de sus formas de vida, otros seres pueden experimentar una versión de la realidad de la Tierra y recopilar información.
El deseo de lo que se busca condiciona la elección de fusión que se quiera hacer.
Los seres humanos están codificados para garantizar un acceso muy completo a la Biblioteca Viviente. Cuando otras energías se fusionan con los seres humanos pueden encontrar fórmulas y heliografías que no pueden encontrar si, por ejemplo, se fusionasen con una rana. Los seres humanos han sido utilizados como tarjetas de entrada a la biblioteca por energías que no operan con pleno conocimiento de lo que es el vehículo humano y esto ha provocado desequilibrios y locuras en los humanos.
Aunque es verdad que existen ciertas entidades que quieren perjudicar a los seres humanos, otros provocan daños sólo debido a su ignorancia. Preparar vuestros cuerpos para la recepción de la energía de fusión, establecer las normas de vuestra disponibilidad y el discernimiento, son requerimientos esenciales.
Recordad que tenéis la ayuda de vuestro Yo Superior, la versión de vosotros mismos que guía vuestra experiencia a través de las leyes universales de causa y efecto. El Yo Superior también actúa como un guardián y secretario que apunta todas las citas que tenéis según vuestras actuaciones y creencias en la tercera dimensión, ya que la realidad se mueve continuamente de un dominio a otro.
La conjunción Urano/Neptuno de 1993 fue como una Ola de la Marea Galáctica de Luz que envió un rayo de corriente eléctrica a vuestro planeta, activando el potencial de la tercera hélice en los seres humanos. Provocó que se juntasen los filamentos codificados de luz y que conectaran esta tercera hélice. Esto puenteó la corriente eléctrica de vuestros cuerpos y permitió que el Ser que vosotros conocéis tuviese acceso al ser multidimensional.
Os esperan tiempos muy acelerados. Vosotros sois, cada uno, un vórtice personal de energía. Cuando participéis con nosotros en este juego de los doce chakras, abrís vuestros chakras y creáis portales a través de los cuales opera un número ilimitado de vuestras personalidades multidimensionales. Es así como estas personalidades se pueden conectar y formar una unidad armoniosa.
 
Hay versiones de vosotros mismos que se sienten bastante fuera de sincronización y que, cuando aparecen, vuestra tarea consiste en enseñarles cómo sincronizarse para formar una unidad armoniosa. En vuestro fuero interno tenéis que saber muy bien quiénes sois y cuáles son vuestras normas como personalidades de la tercera dimensión que se están convirtiendo en personalidades multidimensionales. Al establecer las normas podréis experimentar todos los seres que desean fusionarse con vosotros, siempre y cuando estén alineados con esta elección.
Una práctica es cuando experimentáis una fusión multidimensional, es decir:
«¡Escucha! Yo estoy trabajando para mejorar la raza humana porque pertenezco a ella. Estoy buscando maneras de evolucionar, de ser más hábil y de hacer las cosas con mayor facilidad. Intento usar estas habilidades de forma que me beneficie a mí mismo y a toda la gente de mi entorno, es decir, a toda la raza humana. También quiero que se beneficie este planeta, la Madre Tierra, que nos presta un lugar para vivir».
Si la otra energía no encaja con este deseo, se marchará o, a lo mejor, reconsiderará sus planteamientos y cambiará. Muchas veces aparece una energía porque necesita ser sanada, porque busca amor o porque quiere aprender lo que no sabe. Sois como la llama de una vela, y las diferentes versiones de vosotros mismos son atraídas como insectos. El fuego las atrae, vosotros las transmutáis y ellas renacen.
Vosotros podéis decir:
«Mi deseo es tener una mayor comprensión de cómo utilizar estas experiencias multidimensionales. Mi deseo es saber más sobre este tema, cómo puedo beneficiarme de él y cómo puedo divertirme más con todo esto».
De este modo se establece la modalidad de la experiencia. La intención o el deseo son una declaración conciente de lo que queréis manifestar en esta realidad. Así que, si queréis algo, lo debéis desear primero. Así es cómo se construye la realidad.
Estáis viviendo un momento en el cual la realidad se está redefiniendo y vosotros sois los artífices. Comenzad la aventura de la exploración, ordenando lo que queréis y luego pedid información y ayuda para interpretar dicha experiencia.
¿Qué significa ser una tarjeta de entrada para la biblioteca?
Supone el primer paso hacia la graduación —hacia la comprensión, la vinculación y la fusión con otras energías permitiéndoles acceder a través de vosotros a la Biblioteca Viviente—. Cuando alcanzáis ciertos estados de conciencia, emitís una pulsión electromagnética, igual que un programa de radio con el que otros pueden sintonizar.
Entonces sois muy valiosos porque otros pueden fusionarse con vosotros y pueden acceder a los códigos. Estos contienen fórmulas que permiten hacer réplicas de vida. Muchos salvaguardas fueron diseñados para que los datos más importantes que hay en los seres humanos, sólo pudieran ser obtenidos a través de un cierto estado de conciencia. Sin ese estado de conciencia las fórmulas ni siquiera están presentes. Las fórmulas sólo son accesibles cuando existe un alto grado de conciencia en los humanos, quienes no son capaces de producir estas fórmulas cuando se trapichea con la calidad de vida y de la existencia.
Os pedimos a todos vosotros sentir la energía de estos seres que desean fusionarse con vosotros. Pedidles que os den una muestra. Decid:
«Mi trabajo sirve para mi propio desarrollo y el del planeta. Si estás de acuerdo con esto, bienvenido. Si no es así, más vale que desaparezcas. No estoy dispuesto a consentir tonterías».
Debéis aclarar esto.
También podéis decir:
«Energía, si deseas trabajar a través de mí, estoy dispuesto a ser una de tus manifestaciones vivas en este planeta. Quiero saber quién eres y quiero comprenderte. Deseo que tu presencia me energetice. Si tienes acceso a una energía que yo no tengo, estoy dispuesto a darle un lugar en mi cuerpo. Por favor, comparte esta habilidad conmigo».
Si la energía que aparece no es de vuestro gusto, no tengáis miedo a decir:
«La puerta está cerrada. No eres mi tipo. Voy a buscarme otro».
Y seguramente encontraréis otro tipo de energía porque vuestras normas determinan vuestras experiencias. Una vez que estéis cómodos con el hecho de establecer amistad con lo que llaman invisible, podéis entender más y explorar quiénes son aquellos que no son vuestros «tipos». A pesar de todo, es cierto que ellos son parte de la familia.
Debéis asumir el mando. Hay muchas cosas que son necesarias de cara a preparar a vuestro cuerpo para que pueda acomodar la energía multidimensional. Yoga, estiramiento, respiración y algas y hierbas como suplementos a vuestro cuerpo, sirven para que se pueda crear el espacio que necesita esta energía para actuar. La vibración de la inteligencia multidimensional necesita un cuerpo y, tal vez, parte de vuestro trabajo sea este tipo de preparación.
Debéis cuestionar las energías que quieran trabajar con vosotros. En la Tierra se considera de mala educación cuestionar a un dios o una diosa, igual como se considera de mala educación que un niño cuestione a un adulto. «A los niños se les debe ver pero no oír».
Como hijos de los dioses aplicáis el mismo principio sin cuestionároslo. Os sugerimos que cuestionéis todo —incluso aquello que decimos nosotros— porque no sólo tenéis el derecho de cuestionar, tenéis la obligación de hacerlo. Esta es la llave para la soberanía. Debéis estar en posesión de vuestro cuerpo y debéis controlar las manifestaciones de la realidad.
Aprended a crear espirales que salgan de vuestro plexo solar y lleguen hasta las visiones de las diferentes personalidades que existen. Encontraréis que las espirales os conectarán con vuestro propósito. No juzguéis desde vuestro punto de vista tridimensional a las personalidades vuestras que veréis porque el juicio crea trampas y ataduras en la realidad y así se repite el mismo tema en diferentes disfraces una y otra vez. Muchos de vosotros acordasteis ir más allá del enjuiciamiento en este viaje y es importante que lo mantengáis.
Vuestras personalidades multidimensionales pueden incomodaros en vuestra evolución. Sois vuestra propia luz y vuestra propia sombra. Claro que estáis jugando el juego de estar separados. Pero también jugáis ahora a ser miembros de la Familia de Luz y a ser buenos chicos. Nosotros mantenemos que hay equipos —el equipo de las camisetas blancas y el de las camisetas oscuras— y sólo os gusta veros en el equipo de las camisetas blancas. Os recordamos que el Creador Original crea a todos los equipos y si vosotros pertenecéis al universo del Creador Original, también pertenecéis a todos los equipos.
Vuestro estado natural de ser, y hacia lo que estáis evolucionando, es un carácter multidimensional que es capaz de traer la paz al planeta y llevar esta paz también a otros mundos. Recordad que la paz supone tomar una decisión en lo que respecta a las normas que rigen vuestra vida. Algún día habrá muchas memorias que se deberán integrar e ideas que aparezcan de repente.
Os daréis cuenta de que estáis compuestos de capas y capas de vosotros mismos y que están vivenciando las cosas y, sin embargo, hay una parte vuestra que está segura de que nada está pasando. Estas capas de la realidad están comenzando a romperse y fragmentarse y vosotros estáis descubriendo nuevos aspectos de vuestras habilidades y de vuestra expresión. El truco consiste en atrapar estas cosas —de emplear más tiempo en averiguar qué es lo que estáis descubriendo a lo largo de estos años.
Habéis venido aquí para cambiar las probabilidades de la Tierra. Con vuestro cuerpo hacéis muchas más cosas de las que sois concientes. Llegará el día en que os daréis cuenta de repente de adónde vais cuando dormís una siesta, cuando os quedáis adormilados y cuando os acostáis por la noche. Hace mucho tiempo que se necesitaba un gran entrenamiento para desarrollar esta habilidad. Hoy os inunda continuamente la luz y cuanta más haya en vuestro cuerpo, más se estimula la reorganización de vuestra identidad mayor.
Debéis mantener un fuerte sentido del Yo —el ser que sois ahora— durante todo este proceso. Debéis mantener una sensación de amor y bienestar con respecto al vehículo que habéis creado.
¿Acaso pensáis que la Tierra está atravesando este cambio sin que nadie se beneficie? Hay millones de seres que están esperando que la Tierra se vuelva más luminosa para ellos poder venir aquí con amor y tener acceso a lo que hay y cambiar el curso de los acontecimientos. Para poder llegar a este punto tan importante, todos tienen que darse cuenta y sentir quiénes son. Se está enviando energía a la Tierra para crear una revolución y un cambio desde lo más profundo. Esto forma parte del diseño de estos tiempos y conforme se juntan las partes, comenzaréis a saber, a recordar y a sentir. Y, de repente, ya no habrá nada que sea igual que antes.
Las memorias que están despertando dentro de vosotros pueden provocar reacciones físicas porque este revuelo afecta a las células de vuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual y hay que entenderlo. Estáis creciendo hacia algo nuevo y estáis construyendo el marco para ello. Os animamos a que ajustéis vuestro cuerpo mediante el método que más os apetezca.
Puede ser Shiatsu, masajes, rolfing, rebirthing o cualquier otro método a través del cual obtengáis acceso a todos vuestros cuerpos —mental, físico, espiritual y emocional—. Podéis utilizar estas técnicas para mover la energía más allá de un posible bloqueo. Os recomendamos que bebáis grandes cantidades de agua, aprovechéis el tiempo para respirar y oxigenaros, que tonifiquéis vuestros músculos y practiquéis expresar el sonido indefinido a través de vuestro cuerpo.  
Debéis mantener vuestro cuerpo activo y vivo. Debéis dedicar un tiempo a comunicaros, a meditar tranquilamente y a escuchar aquello que os habla desde dentro. Integrad vuestros descubrimientos en la estructura de vuestra vida y aclarad, a lo largo de este camino, qué es lo que queréis.
Podéis jugar como niños con todo esto y pasároslo estupendamente. No obstante, debéis comprender que a un nivel más profundo estáis explorando y practicando el arte del chamanismo —la habilidad de entender y estar en muchos mundos—.
El chamán no vive en un solo mundo. Vosotros cambiáis cuando aprendéis a evocar la ayuda de otros mundos e intercambiáis energía de forma creativa mediante la armonía y la cooperación.  
Siempre debéis regresar a vuestro hogar —vuestro Yo en la Tierra— como una identidad fuerte y única que está descubriendo el despliegue de las relaciones existentes entre todo lo que hay.
Os están probando para averiguar vuestra consistencia, fiabilidad y estabilidad, porque en los próximos veinte años os pasmarán las anomalías que aparecerán desde otras dimensiones. Varios
portales dimensionales están abiertos y tienen «goteras» y se están moviendo y cambiando cosas que antes estaban separadas. Podría ser que descubráis objetos, criaturas y creaciones y sucesos que no deberían estar aquí.  
Podríais descubrir qué criaturas que se daban por extinguidas vuelven a aparecer, qué animales pueden desaparecer sin dejar ni rastro y que diferentes variedades de vegetación podrían aparecer en todo el planeta. Pertenencias personales —cosas que os pertenecen— podrían desaparecer en un momento dado, deslizándose por alguna ranura. Estas serán algunas de las anomalías que ocurrirán cuando empecéis a reconsiderar quiénes sois en relación a todo lo que existe.
Nunca ha sido tan fácil influenciaros con pensamientos negativos como ahora. ¿Por qué? La respuesta está en que la gente está creando más negatividad que nunca. ¿Vuestros periódicos os animan a ser alegres o negativos? Las altas frecuencias energéticas que están llegando a la Tierra, provocan el desplome de los reinos astrales que están tan sobrecargados con pensamientos de miedo que ya no pueden soportarlo más.
El desplome de los reinos astrales, con su propia explosión de población, está densificando definitivamente al planeta. La gente está más asustada y tiene la sensación de llevar una carga más pesada. Los pensamientos tienden a apegarse a la negatividad y esto quiere decir que sentís más veces miedo que alegría, más preocupación que superación, confianza y calma divina. Sin embargo, esto es un problema de elección. ¿Qué queréis elegir? ¿En qué vais a centrar vuestra atención?
Claridad es el nombre de este juego. Si os ponéis a disposición sin tener claro a qué, es muy fácil que atraigáis energías inadecuadas para vuestra vibración. Esto no quiere decir que estas energías sean malas; simplemente significa que no están sincronizadas con vuestra intención vibracional; cosa que, tal vez no esté tan clara para vosotros.
Si vuestra postura no es firme con respecto a vosotros mismos, se presenta la confusión porque estas energías no son integradoras. Vuestras emociones son las que crean la calidad de vuestra experiencia y también las formas de pensamiento que las acompañan. Actuar como si fuerais felices y estar perfectamente bien todo el tiempo no es la solución. Debéis permitiros pasar por las experiencias emocionales y aprender de ellas.
 
El mal humor y las energías a las que os aferráis, se convierten en costumbres y en patrones de conducta que pueden crear grandes dificultades. Os podríais convertir en lo que nosotros llamamos «ganchos cósmicos», una puerta abierta a cualquier energía no cualificada. Sabiendo que el Creador Original está en todas las cosas, esto puede crear un verdadero dilema.
Tened en cuenta que vuestro proceso de autodescubrimiento en relación con todo aquello que existe, todavía se está desplegando. Cuando la realidad y las ideas comiencen a emerger a través de vosotros, seréis capaces de vivir con mayor intensidad, amor, compasión y comprensión la gran dualidad y polarización que caracterizan un aspecto de la existencia. La clave está en disfrutar el viaje de descubrimiento y encontrar la joya que contiene.
Vosotros sois como portales y vuestras emociones son las protectoras que determinan qué clase de energía puede entrar en el plano terrestre en estos momentos porque vosotros sois los porteros de otras dimensiones. Tenéis que amaros a vosotros mismos porque sois la base de operación en esta realidad. El cuerpo físico que ocupáis es vuestra estación de base.
La historia completa de vuestro cuerpo físico os ha traído a este preciso punto de conciencia en el cual os dais cuenta de que sí sois significantes. Vuestro cuerpo es vuestro medio de transporte, vuestro «Mercedes», algo que no se puede negociar, por lo menos no en esta ronda. Vosotros definís vuestras fronteras, sois vosotros los que decís: «Esto está bien y aquello no. Esto me gusta y aquello no». Aprended a funcionar sin culpabilidad y a amaros a vosotros mismos confiando en que todo lo que habéis creado contiene una oportunidad para crecer espiritualmente.
Cada uno de vuestros pensamientos se convierte en una forma viva. Es como si fuerais pasteleros preparando la masa y formando galletas. Cada vez que pensáis algo, se descarga una forma de pensamiento a la existencia. Esta forma de pensamiento trabaja con vosotros y cobra vitalidad en el colectivo de la masa de formas de pensamientos. Lo que ponéis en marcha es lo que vais a vivir, tanto si es bueno como si es algo enfermizo. Vosotros sois los creadores.
 
Tal vez ahora seáis capaces de comprender la importancia de lo que ponéis en marcha mediante vuestros pensamientos básicos y vuestras creencias. No vale la pena ser celoso o energetizar el odio, el desquite o cualquiera de estas cosas porque cuando las dotáis de vida, ellas vuelven para perseguiros y para que, de este modo, vosotros podáis vivir personalmente vuestra fuerza creativa.
Si amáis vuestro cuerpo y os amáis a vosotros mismos, llegaréis a ciertas conclusiones que determinarán vuestra disposición. Sois los dueños en lo que respecta a la disposición de vuestras moléculas cuando las células de vuestro Ser proclaman vuestra intención.
Nosotros os estamos enseñando las reglas de los dueños. Tenéis que volveros lo suficientemente fuertes para poder soportar un encuentro con vuestro ser multidimensional. Si la vibración de vuestra intención es clara y poderosa, nada que no sea adecuado para vosotros ni siquiera puede ser magnetizado por vosotros. Recordad que cada uno de vosotros crea su propia realidad basada en la versión personal de sus creencias.
Las energías se alimentan de vuestra fuerza vital —la energía kundalini que mora en la base de vuestra espina dorsal y sube por todo vuestro cuerpo físico—. Muchas veces la gente sólo se acerca al entendimiento de la kundalini a través del deseo sexual. Recordad que esta fuerza que se llama deseo sexual puede crear vida. A su manera, vuestra pasión os impregna y hace que creáis vida.
 
Esta fuerza, incluso si no tenéis conciencia de su vitalidad y propiedades creadoras de vida, puede ser absorbida y chupada de muchas maneras diferentes. Vuestra responsabilidad consiste en elevar la kundalini a través de todos vuestros chakras, primero a través de los que están en vuestro cuerpo y luego a través de los que están fuera de él, y en usar esta fuerza para crear. Esta vitalidad os da el valor, la gracia y la confianza de utilizar vuestra habilidad de jardinero para plantar cosas con vuestra mente.
Muchas veces ocurre que gente que está poseída ve cómo sus propias formas de pensamiento vuelven hacia ella. La aparición de un desorden psíquico implica que la persona ha enviado con intención algo a otros para molestarles; ambas partes están involucradas en la creación de este proceso. La suma total de cualquier viaje de evolución supone la integración de todas las cosas que hayáis hecho y la aceptación de la sombra y de la luz.
 
Tenéis que asumir la responsabilidad de lo que estáis creando y ¿de qué otra forma se puede asumir la responsabilidad sino a través del saber?
Cuando una energía quiere haceros saber que está ahí, hará a veces cosas para que os deis cuenta de que no estáis en vuestro estado normal de ser. Para que vosotros notéis la presencia de una energía, ésta puede exagerar algo para así reclamar vuestra atención.
 
Podéis decir:
«Oye, está bien, sí que estás ahí. Lo he entendido. Siento tu presencia. Ya no hace falta que utilices métodos extremos».
La energía aprenderá a modificarse cuando se fusione con vosotros. Debéis mantener vuestras líneas de comunicación abiertas. No penséis que sólo porque esta energía no aparece ante vosotros en la tercera dimensión, no entiende cuando os comunicáis con ella.
Los animales son expertos dentro de los reinos de la multidimensionalidad y de la fusión. Traspasan las dimensiones. Puede que en algún momento hayáis visto a un animal o pájaro y en el momento siguiente haya desaparecido. A ellos les preocupa mucho la calidad de la vida —mucho más que a vosotros—. Cuando la calidad de vida es cuestionada, emigran automáticamente a otra realidad. Se marchan a otros dominios de la existencia porque ellos están programados para sobrevivir.
Los animales son inteligentes y flexibles y tienen muchas más aventuras que los humanos. No tienen que construir centros comerciales y cementerios ni tampoco tienen que ver la televisión o ir al cine para distraerse con formas superficiales de entretenimiento. ¿Creéis que los animales se aburren? ¿Creéis que los animales se preocupan de qué hacer? Tienen muchas, muchas aventuras que vosotros no seríais capaces de entender, aunque algún día las comprenderéis.
Los insectos y las ranas, por ejemplo, abren vías dimensionales con sus sonidos. Otros, puede que viajen con el sonido. Todo sueña, viajando a muchas realidades. Para vosotros es más fácil comprender el concepto de «soñar» porque sabéis que cuando estáis dormidos, vais a otro mundo que también existe. Todo existe porque está interconectado y no importa si la memoria está abierta o no.
Los escarabajos, gusanos y ranas saben que van de una realidad a otra. Van a otros mundos pero, sin embargo, están aquí mismo en este mundo.
Hay un número mayor de insectos en este planeta que cualquier otra clase de animales y ocupan menos espacio. Mantienen el equilibrio porque sin los insectos vuestro planeta no podría existir. Los insectos son seres multidimensionales y actúan como guardianes invisibles de muchos mundos. Algunos de los Dioses Creadores se parecen a insectos, tanto en su aspecto como en su carácter. Hay gente que ha fotografiado y ha tenido encuentros con seres que son mitad humanos y mitad insectos. Los Dioses Creadores se han duplicado y han asumido muchas formas para estar aquí como representantes silenciosos de su propia especie.
Los insectos trabajan con vosotros de una manera que ahora no podéis ni imaginar. Pensáis que aterrizan accidentalmente sobre vosotros pero la verdad es que están chequeando vuestra frecuencia electromagnética. Para los insectos vosotros no tenéis el aspecto que conocéis de vosotros mismos. Sois un campo de fuerza y en él hay partes que son muy atractivas para los insectos debido a los feromones (olores) que despedís. Tal vez os podéis familiarizar con su identidad cuando os dan un pequeño picotazo o mordisco.
Muchas formas de vida se volverán concientes y entrarán en este plano de la existencia. Seguramente querréis meterlas en un parque zoológico. Para ellas, vosotros estáis dentro del zoo, como si estuvierais en una prisión, encerrados detrás de rejas. Os quieren ayudar y quieren que recuperéis la comunicación entre especies. Están esperando a ver si conseguís relacionaros con algunos animales en particular o con algunas especies. Si demostráis vuestro reconocimiento de la inteligencia que hay en todas las formas de vida, comenzaréis a cualificaros como embajadores o representantes diplomáticos de vanas especies. La vida, de verdad, se volverá extraña.
Cuando una rana croa, el sonido crea una apertura a otra dimensión para el reino animal —especialmente para insectos pero también para otros miembros del reino animal—. Las ranas y los insectos mantienen la frecuencia y tienen ciertas habilidades. Cuando las ranas croan en el silencio del día o de la noche crean un momento armónico y giratorio. Las energías del entorno pueden meterse en este sonido y experimentar, con bastante facilidad, lo que significa ser otra forma de vida.
Todos los animales están mucho más afinados con múltiples realidades que los humanos y ellos os pueden enseñar cosas de estas realidades. Algunas personas se pueden fusionar con animales y explorar el reino animal y descubrir lo que significa estar en la Biblioteca Viviente.
Hay muchas formas muy inteligentes de vida que pueden manifestarse a través de la fusión con los reinos animal y vegetal. De esta manera pueden observar vuestra realidad. Las formas inteligentes de vida quieren fusionarse ahora con vosotros, las tarjetas de la Biblioteca Viviente. La forma de acceder a la Biblioteca Viviente a través de los humanos es bastante diferente que a través de una ardilla, por ejemplo. Sois muy complejos.
 
Dentro de vosotros hay una enorme cantidad de información. Y, cuando os preparéis para fusionaros con otras formas sensibles de la existencia, seréis capaces de traer la paz a vuestro planeta. Podréis introducir una magnífica elevación, una nueva manera de ser, una nueva forma de rezar. Parecerá como si fuera algo que sale de vosotros y, sin embargo, sabréis que es mucho más que eso. Debéis comprender que hay una gran inteligencia en todas las formas de vida y que la experiencia de toda vida os espera.  
Abrid vuestro Ser emocional y utilizad la fuerza vital del amor como llave para vuestra propia evolución espiritual. 
Envía tu intención a la apertura de este portal y anuncia tu presencia. Haz saber a todas las energías y realidades que, para fusionarse contigo, es necesario que tu versión de la frecuencia amorosa, tal como la entiendes en este momento, sea igualada.
Visualízate junto al grupo formando, cogidos de las manos, un círculo alrededor de esta apertura. Estáis llenos de alegría y encantados de lo que habéis logrado juntos; siente la unidad que os permite avanzar.
Ahora, junto con el grupo, pasa por el portal de luz. Sube y localiza el punto donde vuestro portal puede conectarse con otros portales de vuestro planeta. Observa cómo os movéis hacia, otros portales dimensionales formando círculos de luz. Enlaza tu luz con todos los portales que percibes.
Emite la idea y ordena que todas las energías que quieran entrar en el plano terrestre deben adecuar su frecuencia a la que tú estas descubriendo y manteniendo ahora; la frecuencia del amor.
Visualízate a ti mismo y al grupo cómo abarcáis al mundo entero pues los vientos os han dispersado. Estáis creando círculos de luz y sintiendo cómo otros círculos de luz se unen a los vuestros. Siente cómo la frecuencia del amor te sostiene y cómo te encanta ser parte de ella.
Conforme viajas por este mundo, creando estos círculos, siente las otras energías que te ayudan. Siente más allá de tu planeta. Siente quiénes somos nosotros. Siente cómo la energía pleyadiana se fusiona y envuelve tu sistema de chakras. Deja que nuestro amor se adecue a la frecuencia de amor tal como la entiendes actualmente. Permítete sentir durante unos breves momentos cómo las energías que honran vuestra existencia, te ayudan, te nutren y te quieren. Nosotros amamos la esencia de vuestro Ser.
Imagínate ahora un portal que poseemos en vuestra galaxia y desde el cual nosotros trabajamos. Como amigos pleyadianos, nosotros actuamos como porteros y vigilamos las frecuencias que pasan. Permítenos que te abramos ahora el portal para que el amor de otros sistemas se filtre a través de él. Siente cómo se filtra este amor, conforme se abren los portales de vuestro planeta.
Imagínate rayos de luz dorada, siente cómo todas las células de tu cuerpo hormiguean. Siéntete abrazado y rodeado por esta luz. Deja que esta luz entre en el planeta y recuerda a todos aquellos que la encuentren, que hay otra manera de vivir. Haz que recuerden la nueva heliografía, el nuevo ideal.
Visualízate ligero, moviéndote a través de olas de energía y portales que se abren. Imagínate en tu forma humana catapultado, con el compromiso del amor, hacia la primera línea de la existencia. Respira y, al inspirar, siente la frecuencia del amor a tu alrededor. Está a tu disposición en cualquier parte de tu cuerpo y tú decides qué quieres hacer con ella. Siente cómo te llena ahora con una serenidad plena.
Visualiza a tu planeta rodeado de amor y cómo este amor fluye a través de ti cuando mantienes esta frecuencia sobre los portales que hay alrededor de vuestro planeta.
Ahora, dondequiera que estés, imagínate como una espiral que gira y se mueve. Haz que se acelere el movimiento giratorio, haz que se mueva más y más deprisa y une ahora este movimiento giratorio con tu cuerpo, estés donde estés. Siente cómo irradias este amor y cómo toca a cada forma de vida —todo aquello que fue creado—. Siente cómo lo desprendes, tocando todas las cosas, vayas donde vayas.
Visualiza cómo se acelera el movimiento giratorio más y más y cómo tus conocimientos son cada vez más claros.
Mantente en esta energía durante un tiempo. Siente este amor—búscalo, conócelo, compártelo, interésate por él, quiérelo y entonces será tuyo—. Confiamos en que sepas que vas cambiando a tu mundo con cada pensamiento expresado. Te agradecemos que estés dispuesto a donar pensamientos de amor y paz a la Tierra.
Esto afectará a toda la existencia.

por Bárbara Marciniak