lunes

El momento es ahora


Le ocurrió al jefe de una de las familias de banqueros más famosas de Europa, los Rothschild. El barón Rothschild estaba en su jardín un día, y un hombre que parecía un mendigo, un vendedor  ambulante, fue a él y le dijo que le comprara un billete de lotería:
- Vamos, haz la prueba.
El barón quería librarse de él:
- ¿Qué haría yo con un billete de lotería? No lo necesito, ya tengo bastante.
- Nadie tiene bastante. Haz la prueba. Quién sabe, ¡tal vez ganes!
De modo que, para librarse de él, el barón le compró un billete.
A la mañana siguiente, el hombre volvió a llamar a la puerta y dijo:
- Mira, has ganado un millón de dólares.
El barón quedó muy contento:
- Supongo que debo recompensarte.
Entonces, el barón pensó y le preguntó:
- ¿Qué escoges? Te puedo dar veinticinco mil dólares ahora, o diez mil al año por lo que te quede de vida.
El hombre no tenía más de treinta o treinta y cinco años.  Gozaba de perfecta salud; podía vivir al menos treinta o cuarenta años más. Cuarenta años a diez mil al año, equivale a cuatrocientos mil dólares; si no, serían veinticinco mil, en ese mismo instante. El mendigo lo pensó sólo un instante:
- Dame los veinticinco mil ahora mismo.
Hasta el barón quedó desconcertado:
- Piénsatelo, ¿qué haces? Toda tu vida, dije; ¡diez mil dólares al año!
- Escojo recibir veinticinco mil ahora mismo, porque dada la suerte que tenéis vosotros, los Rothschild, no viviré ni seis meses más. Dámelo ahora mismo. No hay certeza ni sobre el próximo instante. ¡No perdamos tiempo!- explicó.
Tomado del libro: “Un pájaro el viento”. OSHO.