domingo

BIO-ANALFABETISMO



Sabe usted vivir?“BIO-ANALFABETISMO”´

 Francisco Quinchaguano Mendoza 

RED ENERGIA DE VIDA - QUITUMBE

 

Partamos de la idea de que, en alguna medida, nosotros formamos parte de alguna fila de analfabetas del siglo XXI.  En nuestra comunidad mundial, en especial la latinoamericana,  el analfabetismo presenta múltiples rostros que los podemos ubicar por niveles.
El primer nivel: Analfabetismo básico donde se ubican las personas que no saben leer ni escribir. Es decir, aquellas que no son capaces de descifrar las combinaciones de signos alfabéticos para formar palabras que alguien plasmó y que, al mismo tiempo, no son capaces de transmitir ideas utilizando esos signos de forma gráfica.
Segundo nivel: Grado de analfabetismo funcional. En este caso las personas tienen dificultades para entender las ideas y conceptos escritos por otros y para comunicar en forma estructurada los suyos propios. Bajo esta definición, me atrevo a afirmar que existe un gran porcentaje de  profesionales y no profesionales que merodean por allí sin que tengan conciencia de aquello.
Tercer nivel: Analfabetismo multilingüístico o el de las lenguas, que es la carencia de conocimiento y de habilidades para coordinar acciones con otros en un segundo idioma, fundamentalmente el inglés. Una persona que no domina este idioma (implica leer, escribir y hablar con el propósito de adquirir, profundizar y de coordinar  conocimientos acciones con otros seres humanos) se encuentra en serias desventajas en el ámbito laboral. Un alto grado de nosotros nos encontramos en este nivel,
Hay un cuarto grado de analfabetismo computacional o informático. Esto implica, por un lado, el desconocimiento del significado de términos (superautopista de la información, Internet, multimedios, interactividad,  virtualidad, navegación, navegadores, buscadores, digitalización, páginas web, etc.) y por otro, la carencia de las habilidades para el manejo de paquetes computacionales que abarcan desde procesadores de textos hasta navegadores de la red, pasando por editores de imágenes, bases de datos, hojas electrónicas de cálculo y correo electrónico.
El analfabetismo simple, funcional, multilingüístico e informático pone a las actuales generaciones en posición de desventaja frente a las demandas económicas, sociales, políticas y culturales de la actual sociedad. Algunas instituciones  han comenzado recién a reconocer esto y a tomar medidas basicas para corregir esto; otras no se dan ni por enteradas, con autoridades incluidas.
Existen otros analfabetismos?. Acaso con los existentes es suficiente tarea para el estado y sus instituciones, gobierno, grupos sociales y  empresas?.
La  respuesta a la primera pregunta es afirmativa. La respuesta a la segunda interrogante es que hay mas tareas y responsabilidades que cumplir, de atencion depende la creación de otra civilización.
Existen otros analfabetismos que aun no se los reconoce y acepta,  pese a que son tan antiguos como la especie humana. Unos están  más cercanos a las emociones, actitudes y valores, y otros que se  relacionan con la vida o el buen vivir.
Veamos en qué consisten estos otros analfabetismos.
En primer lugar, está el Analfabetismo Emocional. Personas que no poseen la capacidad y habilidad de reconocer, respetar y valorar aquello que está detrás de toda acción humana y que determina en gran medida el éxito o fracaso. Son personas fácil presa de las emociones, se dejan vencer y anulan su capacidad de razonar.
Ser alfabeto en esta área implica, comprender y legitimar la diversidad de las reacciones emocionales en cada persona. Son capaces de diseñar estados emocionales en ellos mismos y en la gente con la que viven y conviven, y por ello, saben cuáles son las emociones propicias para el trabajo en equipo, para el aprendizaje colectivo y para la identificación y resolución de problemas.
En segundo término, quiero mencionar el Analfabetismo Dialogal, o la incapacidad de lo que el biólogo chileno Humberto Maturana llama "lenguajear.". Son ignorancias de personas que les gusta solo hablar ellos, tener la razón, dar órdenes sin retroalimentación, no valoran la comunicación democrática. 
Ser alfabeto en este ámbito es reconocer y cultivar la habilidad para escuchar al otro; y, con esto no quiero decir que escuchar es "oír". Es mucho más que el mero acto biológico de percibir los sonidos emitidos por el aparato bucolaríngeo de un tercero. Escuchar es oír más interpretar. Es ser capaz de percibir aquello que está detrás de lo que otra persona dice, aquello que no se manifiesta y que, sin embargo, está ahí, en la conversación del otro. Es poder captar las inquietudes del interlocutor, lo que realmente le preocupa, le interesa y le hace vivir.
En tercer lugar, está el analfabeto ecológico. Este individuo no es capaz de entender y de comprender la relación de las partes con el todo. Es incapaz de entender la profunda y última interrelación entre las actividades humanas, y de entender las consecuencias sociales y globales de sus acciones. No es capaz de promover y alentar la construcción de comunidades de redes para progresar sin destrozar y disminuir las oportunidades de las generaciones futuras.
Ser alfabeto ecológico implica ser capaz de entender los principios de conectividad y organización de los ecosistemas y ser capaz de crear comunidades humanas sustentables; entender que su función es hacer la liga entre las comunidades ecológicas y las comunidades humanas, entre la eco/logia y la eco/comía. Un alfabeto ecológico entiende y pone en práctica el valor de la interdependencia, y valora la cooperación por sobre la competencia, y el de la flexibilidad y la diversidad por sobre la rigidez y la uniformidad.
En cuarto término tenemos a los Bioanalfabetos. Son personas incapaces de comprender el valor real de la vida, la suya y la de sus semejantes. Por lo tanto no saben vivir, no dejan vivir, viven por vivir, sin sentido y sin sabor.
No alcanza a entender que su vida fue el mejor regalo y se dio de  manera causal y no casual, que fue resultado de un triunfo y una elección; que somos resultado de un acto ganador de la naturaleza y no de una pérdida.   El valor de tener la vida es un privilegio que no los sabemos aun aprovechar.
El bioalfabeto tiene la capacidad de reflexionar sobre el sentido de su vida, su misión, su tarea fundamental, piensa que esta aventura es lo mejor que le pudo haber pasado;  gracias a este fenómeno posee la capacidad de concienciar sobre lo que existe y la existencia;  lo que crece y el crecimiento; lo que se desarrolla y el desarrollo. 
El bioalfabeto aprende a vivir, construye el BUEN VIVIR, ayuda a lograrlo, para esto desarrolla al máximo sus capacidades.
Por lo tanto la BIOALFABETIZACION es la tarea del siglo XXI que debemos asumir con alegría y seriedad; lo que hasta el momento somos constituye nuestra línea base, desde donde podemos iniciar el camino de alfabetizarnos en el Buen VIVIR.

PASOS PARA BIOALFABETIZARSE

Primer paso. REPENSARSE A SI MISMO
Estamos acostumbrados a pensar en todo aquello que se encuentra fuera de nuestro ser (trabajo, pareja, hijos, gobierno, vecinos) menos en nosotros mismos.
Nos hemos abandonado y mientras más nos volcamos al mundo externo más solos nos sentimos.
Pensar en uno mismo significa vivir en conciencia permanente, significa quererse y gobernarse, solo así seremos realmente libres.
Tareas:
1.1        Comience por reconocer que usted es al mismo tiempo cuerpo, mente y espíritu.
1.2        Tome conciencia en el “aquí y ahora”. Son suyos el  tiempo y espacio para vivir, nadie le puede “dar viviendo”.
1.3        Haga una lista de sus debilidades y fortalezas, falencias y virtudes.
1.4        Autoaceptese tal como es, no se rechace ni recrimine ni autocalifique. Evite hacerse daño.
1.5        Dese tiempo durante el día para repetir: Yo….(su nombre completo)…….soy felicidad aquí y ahora (repita las veces que pueda).

Segundo paso: REUNIFICARSE
Nuestra vida se encuentra debilitada porque nos hemos encargado de fraccionar la vida por comodidad y autocompasión. Si el pasado, los ideales, la familia, los valores, el trabajo, lo espiritual, el entorno me causan conflicto es porque se encuentran en constante confrontación y debilitan el sistema inmunológico psicoemocional. Esto nos convierte seres sufridores, resentidos y culpables.
Tareas.
2.1 Inicie un trabajo de auto sanación mediante el perdón. Perdone a los que le ofendieron y pida perdón a los que ofendió.
2.2 Deje ya de sentirse culpable y resentido
2.3 Haga un cronograma de solución de los conflictos en los siguientes frentes:
  • Vida espiritual
  • Vida pasada
  • Ideales u objetivos
  • Trabajo
  • Familia
  • Entorno/comunidad
  • Valores de vida

Tercer paso: REINTEGRALIZARSE
Lo más triste que nos puede pasar no es perder dinero, perder un ser querido, o alguna pareja o un bien, lo más triste es no saber usar el cerebro, que es el la parte de nuestro cuerpo más maravillosa.
Con el hemos creado todo lo que disfrutamos y seguiremos crenado mas canciones, poesía, tecnologías y, etc.
Reintegralizarse significa aprender a usar el cerebro en sus tres competencias, a saber:
  • Cerebro izquierdo, el lógico, racional e informacional.
  • Cerebro Derecho, emocional, afectivo y relacional
  • Cerebro central de la sobrevivencia


Tareas:
3.1 Aprenda a ver las cosas desde tres dimensiones y no solo de una  (monadico) o dos (diadico).
3.2 Reconozca que usted es racional, emocional y operacional, es decir         piensa, siente y hace.
3.3 Propóngase aprender una profesión o habilidad nueva.
3.4 Defina su visión de futuro.
3.5 haga un plan de ejercicios para mantener la salud corporal.

Cuarto paso: AUTODESARROLLARSE
Vivimos “a medio gas” sin utilizar toda la potencialidad que poseemos, el esfuerzo es mínimo, tendemos a la comodidad y quietud, creemos excesivamente en que los milagros nos resolverán los problemas y nos proporcionarán lo que necesitamos.
Como es posible que teniendo todo lo necesario para ser felices no lo somos; teniendo lo necesario (mente, cuerpo y espíritu) para crecer no lo hacemos. Existen personas con deficiencias físicas o psíquicas y son ejemplo de coraje y voluntad, sin embargo no movemos un dedo por crecer y evolucionar como especie y como sociedad.
Tareas:
4.1 Reconozca y acepte de que posee competencias infinitas
4.2 Ármese de coraje para hacer lo que venía pensando hacer desde hace rato.
4.3 Trace un plan de mejoramiento para aprender a:
Saber ser……. buen/a: Ser humano, persona, hija, hermana, padre, madre, tía, prima, sobrina, estudiante, discípulo, maestro, compañero, intelectual, esposo, novio, amigo, empleado, jefe, profesional, político….
Saber convivir…… Con Lo espiritual,  la familia,  los miembros de la comunidad barrial, los compañeros y amigos, los necesitados, los diferentes a mí, los que amo y no amo, la naturaleza,….…
Saber compartir…… El conocimiento, el amor, la ayuda, el pan, las buenas experiencias, el dolor y la alegría, la amistad, las oportunidades, los retos, los sueños, los imposibles, …  
Saber emprender……. La búsqueda de las metas, emprendimientos; la solución de los problemas; el desarrollo  afectivo, intelectual, social y económico de todos quienes constituyen el núcleo de desenvolvimiento; la lucha por salir adelante sin huir …
Saber conocer…… Lo trascendente, a los seres humanos, la ciencia, el mundo, la tecnología, la justicia, la verdad, la explicación de las cosas …
Saber hacer…….. Desarrollar destrezas psicomotrices, intelectuales, lingùísticas y conductuales para aportar positivamente a la humanidad..
Mire que todo son saberes es decir sabiduría de vida. Le invito a alfabetizarse en el Buen Vivir. Recuerde que la empresa más difícil es la empresa de ser hombre y cuando digo hombre me refiero a la especie humana.